Home

Diario YA

Armenia y España: León V, Rey de Armenia y Señor de Madrid

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. Delegado en Levante de Diplomacia S.XXI. Junto al Parque Cerro Almodovar de Madrid, entre las Calles José Maurelo y Vía Carpetana, y próxima al Hospital Militar Gómez Ulla y al Camino de los Ingenieros, se encuentra la Calle de León V de Armenia.

¿Quién fue este hombre que obtuvo el reconocimiento necesario para tener una calle en Madrid?

El Soberano del Reino Cruzado de Armenia, León V, fue Señor de Madrid desde 1383 hasta su muerte acaecida en 1393.

El Reino de Armenia se configuró como Reino independiente en 1078.

En esas fechas, un numeroso número de armenios, huyendo de la persecución musulmana islámica, más de ocho siglos después les tocó hacer lo mismo a causa de los musulmanes turcos, con más de un millón de muertos; estos armenios de principios del milenio pasado, se afincó en la región de Cilicia, en la parte sudoccidental de lo que hoy es Turquía, aunque nada que ver con la actual Turquía pues entonces era tierra cristiana, poniendo a salvo su forma de vida y las tradiciones cristianas de su región de origen.

La longevidad del Reino no fue del todo efímera pues, con el apoyo del contingente cruzado se alargó hasta 1375, en que fue invadido por la fuerza de las armas, quedando su Rey, León V de Armenia, junto a su familia, como rehenes de las hordas islámicas, siendo trasladados a Jerusalén y posteriormente a El Cairo.

A través de su confesor, un franciscano francés llamado Juan D Árdel, que llegaría con los años a ser Obispo de Tortíboli, en el Reino de Nápoles, envió cartas de petición de socorro desde la capital egipcia a buen número de reyes cristianos europeos como lo era él.

En septiembre de 1379, el Rey armenio León, envió a fray Juan con su propio sello y cartas credenciales, al Reino de Aragón donde, el primero de marzo de 1380, fue recibido por Don Pedro IV el Ceremonioso.

Recorrió el fraile, en demanda de rescate para el Rey León de Armenia, otros muchos reinos europeos occidentales, quedando patente sus dotes diplomáticas.

Finalmente, a mediados de 1382, pudo regresar a El Cairo con una embajada a cargo de Juan de Loric, financiada por el Rey Don Juan I de Castilla, que liberó al monarca armenio.

León V alcanzó el puerto seguro de Venecia, el 12 de diciembre de 1382, desde donde se trasladó a Avignon a rendir homenaje al Papa Clemente VII, antipapa según la actual cronología de los sucesores de Pedro, y a solicitar la convocatoria de una nueva Cruzada para liberar a su reino del yugo del Islam, echo histórico que muestra la amplia visión cristiana y a la vez sólida del pueblo armenio, que tiene un brazo en la tradición cristiana oriental, de ahí sus lazos con los pueblos cristianos eslavos o de tradición bizantina como Rusia, Georgia, Grecia, etc, y con los pueblos cristianos romanos o de tradición latina como el nuestro, Italia, los del norte de Europa, etc; su sólida relación con el pueblo de Israel y con los judios viene de su origen semita, Sem fue el primer hijo de Noé.

Sin recibir promesa Pontificia de apoyo a su demanda se trasladó al Reino de Aragón, para agradecer su rescate, recalando finalmente, el 3 de abril de 1383, en la itinerante corte de Don Juan I de Castilla.

El monarca castellano, hombre de profunda convicción caballeresca, le dispensó en todo momento tratamiento regio, y le concedió para su acomodo el Señorío de Madrid, Andujar y Villareal, siendo desde entonces Madrid ciudad Real, que suponía una renta en torno a los ciento cincuenta mil maravedíes. Una fortuna para la época.

El Rey León V de Armenia, I Señor de Madrid, se afincó por poco tiempo en la cabeza de su Señorío, disponiendo la reforma del Alcázar para hacerlo su hogar.

Ejerció su dominio sobre la Villa del Manzanares, aunque sin residir efectivamente en ella, durante diez años.

El Rey León V de Armenia, I Señor de Madrid,  falleció en París el 29 de noviembre de 1393, sin recuperar su trono, y sus restos descansan en la Basílica Real de Saint Denís de París, capital de Francia, país europeo con mayor número de armenios, después de la propia Armenia.

El Rey Enrique III de Castilla dio a su Título el carácter de vitalicio y desde entonces nadie se ha Titulado Soberano de Madrid a excepción de los Soberanos de Castilla.

¿ Qué obtuvieron los soberanos de Castilla, que alojaron al Rey de Armenia; o los de Aragón, que pagaron su rescate, y ambos en su apoyo a la Cruzada liberadora frente al Islam?.

En lo material, prácticamente nada, quizás alguna transacción comercial entre reinos o a nivel de la aristocracia.

En lo espiritual, sin ninguna duda, el orgullo por apoyar al Reino cristiano hermano de Armenia y a su Rey, y en el prestigio y buen nombre adquiridos entre los otros reinos europeos de occidente y oriente por apoyar a uno de los nuestros, a pesar que estas decisiones no eran las más beneficiosas en lo económico, y en lo que toca al poder en este mundo.

Durante todo este año especialmente, pues se conmemora el Centenario del Genocidio turco a los cristianos armenios, tenemos los cristianos de otros países la oportunidad de demostrar qué es lo más importante para nosotros, si el lazo que nos une a los armenios mediante nuestro Señor Jesucristo, u otros intereses de este mundo y que " no nos dan tesoros en el cielo donde la polilla y el moho no consumen ".

Dichos intereses se pueden encontrar en acuerdos comerciales con otros países que tengan recursos energéticos, como gas o petroleo, o más dinero que Armenia pero que no tengan nuestro mismo patrimonio cristiano común.

El próximo día 13 de Abril la Embajada de Armenia en España, en la persona de su Embajador el Sr. D. Avet Adonts, excelente diplomático de una sólida formación jurídica y económica, y gran experiencia en relaciones internacionales, celebrará gracias al Arzobispado de Madrid y a la Nunciatura de la Santa Sede en España, una Misa en la Catedral de la Almudena a las 19:00, en recuerdo de los armenios masacrados hace un siglo, por el hecho de ser cristianos, a manos de los musulmanes turcos y para que Dios Padre mediante el sacrificio de su Hijo y Señor nuestro Jesucristo, se acuerde de ellos el Día de la Resurrección.

Dicha Misa es el Acto previo al Día Oficial de Recuerdo del Genocidio que es el 24 de Abril y de otros Actos en Madrid, Valencia y otras ciudades de España.

Como hicieron los reinos contemporáneos del Rey León V de Armenia y I Señor de Madrid, tienen los gobiernos actuales la oportunidad de mostrar al resto de países, y en concreto España mediante el reconocimiento del Genocidio en los ayuntamientos, gobiernos autonómicos y en el Parlamento, pues España aún no ha reconocido el Genocidio y no entro en los motivos, con quién están y qué es más importante para ellos si los tesoros de este mundo o el prestigio y autoridad moral en este mundo, junto con la Recompensa Eterna de manos de nuestro Señor Jesucristo, Rey de la Jerusalén Eterna y Celestial, y de nuestro Padre, Jahvé, Soberano de todo el Universo.

Etiquetas:ArmeniaDaniel Ponce