Home

Diario YA

Caballos de potencia (1 Julio 2008)

¡Oh Selección, mi Selección, roja como mi sangre!
Un gol de Casillas, ciento y pico heridos, los alemanes por los suelos, un muerto y no sé cuántos detenidos, cuarenta y cuatro años que no la ganábamos, qué te apuestas a que no va Zapatero, la bandera es de todos, de un país entero, etc, etc, etc. Pasará mucho tiempo antes de volver a escuchar tantas estupideces juntas… a lo mejor hacen falta otros cuarenta y cuatro años. Uno es muy torpe y no ve la relación entre ganar la Eurocopa, que se venda el himno de España como politono diciendo que es el himno de la selección, que a un tío que pasaba por allí le hagan el corazón brocheta y que se asalten comercios amparados por la celebración, y que los políticos se echen en cara que si la victoria es del partido político A o del partido político B. El colmo es que se nos diga que el mérito es de los jugadores… y de la afición… ¡eh, eh, un momento, que yo no hice nada para que Torres metiera la bota! Yo me estaba tomando un güisqui, como todo el mundo, y en esto vino el gol. Y lo de Zapatero es muy fuerte, vamos. Pero, ¿cómo se atreve el presidente del Gobierno a festejar un gol de España?, con la Merkel ahí mirando con cara de cuarto árbitro alemán y casi la mitad del electorado diciendo para sus adentros: ¡qué actor se perdió el teatro, cómo finge el puñetero!
Y dentro de siete días, San Fermín, y la Cuatro va a dar íntegros los encierros. A ver lo que inventan ahora porque lo de “La Roja” les ha “quedao niquelao”.
 
Mr. Cooper

 

Etiquetas:caballos de potencia