Home

Diario YA

ante las Consejerías de Sanidad de Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana

Denuncian a una veintena de clínicas de aborto en España

La Asociación Española de Abogados Cristianos denuncia a una veintena de clínicas de aborto españolas por violar la legislación sanitaria tanto estatal como autonómica. Lo hace ante las Consejerías de Sanidad de Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana.

La organización de juristas acusa a Dator, El Bosque, Ginesur y otros de los mayores centros de aborto de nuestro país de dar información falsa en sus webs con el objetivo de incitar a las mujeres al aborto en perjuicio de su propia salud.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, asegura que “las clínicas demandadas podrían estar cometiendo incluso un delito de estafa al utilizar el engaño para su beneficio económico”.

Denuncia que estos centros niegan públicamente las posibles secuelas del aborto cuando “la justicia ha reconocido indemnizaciones, en algunos casos millonarias, a algunas de sus pacientes por los daños irreversibles provocados por dicha intervención”.

La Asociación ha denunciado, entre otras, a la clínica El Bosque de Madrid, por asegurar en el apartado de preguntas frecuentes de su web que “la interrupción del embarazo es una operación que no deja secuelas” y que “no hay ningún riesgo de quedarse estéril”. Precisamente, la sanidad madrileña fue condenada por el Tribunal Supremo a indemnizar con un millón de euros a una paciente que se quedó estéril tras someterse a un aborto voluntario en este centro.

Polonia Castellanos tilda de “inaceptable” el hecho de que “las mismas clínicas que niegan públicamente las secuelas del aborto tienen la obligación legal de entregar un consentimiento informado[2] a sus pacientes que detalla todos los posibles daños que puede provocar esta práctica.

Castellanos insiste además en que “negar las secuelas del aborto va en contra de la propia literatura científica”. Destaca por ejemplo un estudio del Hospital Materno-Infantil Valle Ebrón[3] que apunta a la rotura de útero o el desgarro cervical, entre otros, como complicaciones frecuentes en un aborto voluntario.

Sobre las consecuencias psíquicas y psicológicas señala dos estudios. El primero de ellos, publicado por el British Journal of Psychiatry[4], asegura que las mujeres que pasaron por un aborto experimentaron un riesgo de padecer problemas de salud mental un 81% superior al resto”. El otro estudio, publicado por el British Medical Journal[5], desvela que el riesgo de suicidio entre mujeres se mutiplica por tres cuando éstas se han sometido a un aborto voluntario.

 

Etiquetas:aborto