Home

Diario YA

Entrevista a Javier Barraycoa, autor del libro

Doble abdicación. Juan Carlos I: ¿Hacedor de la III República?

¿Corona o Corina?

ENTREVISTA A JAVIER BARRAYCOA: AUTOR DE “DOBLE ABDICACIÓN”

Su libro me ha tentado desde el principio, o sea que permítame ser directo … ¿Es Juan Carlos de Borbón masón? Sí, pero los procesos iniciáticos en las casa reales son diferentes a la masonería regular.

¿Cuál ha sido el Papel de Don Juan Carlos en la historia reciente? Contribuyó a una transición tal y como tenía diseñada la CÍA: pactos con la izquierda radical (Partido Comunista) para que ralentizara sus posiciones revolucionarias; ayuda a crear un partido de “falsa izquierda”, el PSOE, con ayuda económica de las fundaciones socialdemócratas alemanas; y por fin la creación de un partido “gubernamental” (la UCD) salida de la nada y financiada por la CÍA y los Emiratos Árabes.

¿Y qué se logró con esto? Lo que quería el Departamento de defensa de EEUU: mantener sus bases en España, la integración de esta en la OTAN (paradójicamente nos metió en ella el PSOE) y evitar que en el sur de Europa se produjera un efecto dominó de países propensos a que en ellos triunfaran revoluciones comunistas: Portugal, España, Italia y Grecia.

¿Y Don Juan Carlos era consciente? Sin lugar a dudas, cuando Franco agonizaba, él informaba a EEUU de primera mano cómo estaba la situación en España: salud de Franco, movimientos de tropas en el Sahara, etc…

¿Es una leyenda urbana que Don Juan Carlos estuviera implicado en el 23-F? No. Todo indica claramente que Don Juan Carlos estaba enterado de todo: la configuración de un gobierno de concentración, retomar el timón de la transición, contentar a los militares más radicales … pero finalmente todo salió mal. La suerte del principiante (y el silencio cómplice del General Armada, y la manipulación mediática) le convirtieron en el “héroe democrático”.

Y llegaron los socialistas … Sí, Don Juan Carlos había tenido un papel intenso en los tres primeros años de democracia, desmontando el búnker franquista y ayudando a destruir a Suárez cuando vio que éste iba a la suya. Cuando llegaron los socialistas al poder, le dijeron que no se preocupara de nada, que lo que tenía que hacer era divertirse. Esta segunda transición es la que hemos vivido hasta ahora. Don Juan Carlos ha sido el monarca del Ocio: Miravent, Baqueira-Berte, Fortunas y Bribones. Mientras, sus testaferros transformaban a la dinastía más pobre de Europa, en una con unas rentas considerables.

… y luego la crisis institucional. La crisis institucional se fu gestando poco a poco. El gran error de la Casa real fue permitir matrimonios morganáticos de efectos catastróficos, como se ha podido ver. Ello ha hecho más por la República que Trevijano.

Pero Letizia tiene buena imagen … No tan buena, las encuestas siempre la dejan relegada y no lo soporta, igual que muy pocos soportan su carácter.

Uno de los últimos epígrafes de su libro lo titula “Letizia, la mano que mece la cuna de … la III República. ¿Provocador, no? No, ¿por qué? Letizia no se ha preocupado en que sus hijas reciban formación religiosa, ella es republicana de corazón, la ceremonia de coronación no tuvo función religiosa (cosa que sorprendió en toda Europa). Es como si el nuevo monarca se hubiera puesto el mismo la soga al cuello.

¿El harakiri de la monarquía española? Ya veremos, pues nadie puede adivinar la historia. Pero Felipe desobedeció claramente a sus padres con la decisión de su boda morganática. En sentido estricto eso le deslegitima y la corona debería pasar a Froilán (pues su madre, la Infanta Elena, también tuvo matrimonio morganático, al igual que su hermana). De hecho, Don Juan Carlos ya carecía de legitimidad que no fuera la de la Ley de sucesión franquista de 1947. Fuera de eso, todo ha sido manipulación.

¿Más argumentos? Felipe VI está casada con una persona ambiciosa pero que no siente la monarquía. A veces dudo que él mismo sepa lo ha de ser un rey. En España los que se sienten monárquicos de verdad no simpatizan con Don Felipe y los republicanos están sin República. Y no nos engañemos, en España hay muchos más republicanos que monárquicos. Eso sí, hay un “monarquismo” rosa, que fue “juancarlista”, que descansa ente millones de “marujas” televidentes. Pero eso no es un pueblo monárquico. Con la actual fuerza de los medios de comunicación, esta masa se recicla en republicana en cuatro días. dobleabdicacion.

¿Seguro? Don Juan Carlos, todos los periodistas los saben, sobrevivió a la transición gracias a El País y Polanco. Si la izquierda da la consigna de agitación republicana, la monarquía hubiera durado escasos meses. Sin embargo, “incomprensiblemente”, siempre cubrieron al monarca. Había un pacto en agradecimiento por haber abierto las puertas del poder a ciertos factótums, que con Franco no tenían acceso.

¿Y Felipe VI gozará del mismo beneplácito? Ahí está la clave. Aunque no me extrañaría nada que cuando muriera Juan Carlos y si se radicaliza mucho la izquierda y el secesionismo pone en jaque al Estado, entonces Felipe tendrá fecha de caducidad. La razón es que los verdaderos poderes fácticos de Europa no le deben nada a Felipe, y cualquier cambio que garantice la estabilidad y la domesticación de la Izquierda radical como quisieron que fuera la II República, pero no se consiguió), serí un régimen bien aceptado.

¿Cree Usted que verá la III República? Francamente no lo sé, pero sí estoy seguro de ser testigo de la debacle de esta dinastía.

Etiquetas:Doble abdicación. Juan Carlos I: ¿Hacedor de la III República?