Principal

Diario YA

y merece atención médica como cualquier otro ser humano

El no nacido, un paciente más

Juan García.  Según se puso de manifiesto en las conclusiones de un encuentro celebrado hace un mes, si la ciencia confirma el carácter empírico del no nacido, este merece atención médica como cualquier otro ser humano. En este sentido, “la consideración del concebido y no nacido como paciente, merecedor de todos los cuidados médicos, es una aspiración irrenunciable de nuestra Sociedad”, explica uno de los puntos de la declaración.

Más allá de la firme defensa del derecho a la vida como “derecho fundamental sobre todos los demás”, y en este capítulo médico, la Declaración de Madrid dedica un apartado importante a los fetos que presentan malformaciones, ya que “toda vida es digna y debe ser protegida”.

 “Reconocemos que los avances científicos, especialmente en el ámbito de la biomedicina, proponen múltiples soluciones a los problemas que pueda generar un embarazo complicado”. “Reclamamos para los concebidos no nacidos el derecho de que se les provea a sus padres la opción a que el sistema sanitario público les proporcione tratamientos paliativos cuando concurran malformaciones o enfermedades en su gestación y posterior crecimiento”. Esperemos que estas ideas acaben siendo recogidas en la nueva ley.

 

 

 

Etiquetas:abortoprovida