Home

Diario YA

Eventos en alta mar para empresas, la nueva tendencia en teambuilding

Hay muchas formas de unir a un equipo, y el agua puede ser la mejor manera de conseguirlo.

Conseguir que un equipo esté unido es una de las grandes prioridades de cualquier empresario. Los trabajadores son el pulmón de cualquier negocio, y que estén a gusto entre ellos es primordial si se quiere no solo una buena coordinación, sino también la mejor sinergia, esa que lleve a los resultados que necesitas para hacer que tu empresa crezca.

Con esto en mente, es habitual que se acuda a compañías que se encarguen de elaborar experiencias volcadas en el teambuilding. Los fines de semana en entornos rurales suelen ser la medida más empleada para conseguir este efecto tan deseado, pero hay una nueva tendencia que cambia por completo el entorno para mirar directamente hacia algo más fresco y salado. Para llevar a todos los interesados a alta mar para que disfruten de la inmensidad de los mares.

La empresa de actividades para empresas ViviendoDelCuento es una de las primeras del panorama nacional que demuestra cómo esta tendencia está en boga. Son muchas las firmas extranjeras que han propuesto este tipo de actividad marítima como una buena forma de estrechar lazos entre miembros y conseguir así un mejor ambiente de trabajo, y esta española es de las primeras del país que se ha encargado de traer esa tendencia para demostrar todo lo que el agua puede unir a los compañeros de un mismo equipo.

¿Cómo es un evento en alta mar para teambuilding?

Por supuesto, hay muchas formas de planear actividades de este tipo que estén envueltas por mar. De hecho, solicitar cruceros por el Mediterráneo en SoloCruceros es una forma válida de hacerlo. Unas vacaciones conociendo las regiones más emblemáticas y famosas de toda la costa bañada por este mar junto a otros compañeros de trabajo para compartir vivencias, anécdotas y disfrutar de una experiencia sin igual.

Aunque esa es una de tantas opciones, lo habitual es contratar algún tipo de fiesta en alta mar con un buen yate o un velero. De hecho, son muchos los negocios que recurren a las compañías especializadas en los eventos para empresas, como la que hemos citado antes, para que se encarguen de preparar un par de jornadas donde se combinen las horas en el agua con las horas en tierra firme para celebrar y disfrutar.

Incluso, si el propio equipo lo desea, puede encargarse de organizar estas fiestas en veleros. Tan solo tienen que ponerse de acuerdo en cuestiones como la música o el material necesario, teniendo en cuenta cosas como esta selección de Discotequeros de bolas de discoteca.

No obstante, lo ideal es que el grupo no tenga que realizar esfuerzo alguno más allá de disfrutar de unas jornadas en las que el trabajo es la última de las preocupaciones. Son días pensados para el disfrute, para conocer mejor a todas esas personas con las que se comparten tantas horas a diario y estrechar lazos para hacer que, más que compañeros, puedan ser amigos.

Como leemos en este artículo de frases felices de FelizDia: “Compañeros hay muchos, verdaderos amigos solo son unos pocos”. Puede que estas jornadas no sean las más indicadas para encontrar esas amistades que unen durante años y años y sirven como gran apoyo, pero al menos se supera ese nivel de compañerismo para llegar a algo más y establecer una mejor relación entre todos los que compartís oficina o lugar de trabajo.

El teambuilding es esencial para cualquier empresa. Trabajar rodeado de desconocidos no tiene nada que ver con hacerlo rodeado de personas con las que ya hay confianza. Todas las actividades que se pueden hacer para conseguir esa unión son de lo más variado y original, pero sin duda, las realizadas en alta mar han conseguido una popularidad bastante interesante. Y es que, además de resultar exóticas, funcionan muy bien.

Ideales para épocas veraniegas e incluso para conocer cualquiera de las islas que rodean toda la península, los eventos para empresas en alta mar pueden dar pie a momentos inolvidables entre compañeros de trabajo. Sea en yates o en veleros, sea durante varios días en un crucero o durante un par de jornadas en una embarcación donde celebrar fiestas o incluso pescar, las posibilidades son muchas, pero el resultado es siempre el mismo.

Construir un equipo, esa es la premisa del teambuilding. Algo cada vez más necesario en una sociedad en la que el contacto humano está cada vez más limitado y todo se ha enfriado por la fuerte presencia de las nuevas tecnologías e internet. Gracias a estas actividades, los trabajadores de un negocio pueden conocer el lado más humano de quienes les rodean día sí y día también. Algo siempre de agradecer tanto a nivel social como a nivel empresarial.