Home

Diario YA

Masonería S.XXI - 4.0 ( II )

La Estrategia Masónica es islamista y nacionalista contra España y Rusia.

Noticias relacionadas

Daniel Ponce Alegre.

Teólogo y Antropólogo. Pontificio Instituto Oriental, de Estudios Árabes e Islámicos.

La Estrategia del Yihad ( en árabe el término es masculino ), considera que alimentar el nacionalismo en aquellos países de la región " Dar al Harb o Casa de la Guerra ", es decir, todos aquellos que no están sometidos la sharía o ley islámica, es una obligación de todo musulmán, que tiene como 6º pilar de su vida como fiel musulmán el ser yihadista según sus condiciones personales y circunstancias vitales.

El motivo de esta " obligación " táctica, operativa y estratégica es desestabilizar Estados, y subvertir el orden social y político, como paso previo para constituir regímenes musulmanes donde impere una organización político - administrativa islámica con rango de sultanato, emirato o califato ( recordemos que el fin último del Yihad es alcanzar " Al - Jalifa ", es decir, el Califato en toda la Umma o Comunidad de fieles musulmanes bajo la ley de Alá, del Corán y la Sharía ).

La creación del Estado Islámico de Irak y Levante ( Daesh según su acrónimo en árabe ) ha insuflado, a la ya intrínseca y evidente violencia y terror propios de organizaciones islamistas como Al Qaeda, en el norte de África y Oriente Próximo, el Movimiento Islámico de Uzbekistán, en Asia Central, Hamás y Al-Fahtá en Israel, o los Grupos Abu Sayyaf y Maute, en el sudeste asiático, un mayor activismo económico - financiero, histórico-cultural y teológico, con rasgos más " empresariales y académicos ", menos evidentes y menos violentos en apariencia, pero más en el fondo, métodos y actividades encubiertas más propias de organizaciones criminales, de sectas religiosas y masónicas, y de aquellas organizaciones que operan en la clandestinidad, haciendo uso de Técnicas de Operaciones Psicológicas dirigidas a actores locales en el terreno o a pequeñas comunidades que se encuentran fuera de sus países, con necesidades económicas y materiales, y sometidas a una estrategia psicológica de victimización como pueblo, y que tienen un pronunciado carácter etnocéntrico y nacionalista que a su vez se ve sometido a un proceso de refuerzo ideológico, en muchos casos religioso, como " pueblo elegido " o pueblo victimizado que se le impide la independencia y el ser libre.

Como había sucedido, durante la década de los 70 y 80 con las escisiones de ETA y del IRA  vinculadas a grupos terroristas e islámicos como el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate, el Grupo Islámico Argelino, Hamás y Al-Fatah, ahora los grupos nacionalistas e independentistas en España, y sus lobbies o pequeñas comunidades de apoyo económico y logístico en el exterior, considerados como escisiones de sus predecesores más " moderados ", están vinculados económica e ideológicamente  a grupos que financian el islamismo salafista, el wahabismo, el sufismo suní y, por lo tanto, indirectamente, el Yihad para la construcción final del Califato, siendo este el caso de partidos como la CUP y ERC ( partidos de génesis y operativa judeomasónicas ), los independentistas valencianos de ERPV y Compromís ( igualmente masónicos ), los que piden la separación de Andalucía, Ceuta y Melilla del resto de España, la independencia de Canarias o la creación de una especie de " cuba del cantábrico " para Navarra y las provincias vascas; todos ellos con el denominador común masónico de romper España como Nación y como Pueblo de Historia Cristiana y Católica.

De forma paralela, ( todos los nacionalismos en el mundo se pueden analizar de forma paralela y más cuanto más se profundiza en sus causas y manifestaciones externas ) Ucrania, desde la década de los 90 y con su empeño constante, sectario y estúpido de buscar la " independencia " de la Cristiana Rusia, no sólo ha perdido su Nación, sino que ha destrozado sociológicamente a todo un Pueblo que ha cedido, además de a las a las presiones económicas del liberalismo capitalista materialista y del comunismo, también materialista e inmoral, a la propaganda ideológica y romántica, de raíz liberal, comunista y masónica, ( pagana, antieclesial y anticristiana ) de una Ucrania " libre " que se autoabastezca.

Esta ansia enfermiza, e inoculada a modo de agente patogénico, causante de enfermedad llamada nacionalismo, les ha supuesto dejar sus raíces cristianas ortodoxas rusas, de las que siempre se han sido fuente y a la vez de las que se han nutrido quedando expuestos como Pueblo a otros que, mediante organizaciones políticas nacionalsocialistas como Sboboda, que están financiadas por lobbies globales judeomasónicos vinculados al yihadismo, a la ideología de género, LGTBI y " a formas alternativas de Nuevo Orden Mundial ", les han comprado como nación, pueblo y personas, perdiendo así verdaderamente la libertad ( Sboboda significa libertad ).

Como sucede en el caso de los grupos terroristas de vertiente islamista, y sucedía con el pago del llamado impuesto revolucionario para ETA, en el caso del nacionalismo ucraniano, los ucranianos en la diáspora, es decir, fuera de Ucrania, ya sea en España, Francia o Noruega ( y cuyas agrupaciones tienen financiación de lobbies masónicos globalistas como es el caso de la Asociación Gloria Ucrania o de Maidán Valencia ), se ven obligados a apoyar ideológica, económica y logísticamente (alojando en sus casas u otros lugares a sus " hermanos ucranianos " ), y también enviándoles dinero o recursos a los que están en las regiones " pro rusas ", para que puedan continuar con las acciones de subversión y propaganda contra Rusia, y de construcción de la nación ucraniana y de las " estructuras de Estado ", como sucede con los nacionalistas catalanes, vascos, e incluso macedonios, lo que a su juicio les dará la libertad como pueblo y como hermanos ucranianos libres de todo yugo ( ¿ hermanos en qué, en la tierra, pueblo y nación ucranianas, en el tribalismo e indigenismo neopaganos y no en mil años según Cristo ? ).

En esta misión, con la que los ucranianos como pueblo han perdido su alma cristiana como cambiándola por el paganismo masónico nacionalista, que divide y aísla, ha sido precisa, no sólo la debilidad de un pueblo (que representó durante siglos el esplendor de la Rusia Cristiana, y de toda la Cristiandad junto con Moscú, San Petersburgo, Armenia, Georgia, el Monte Atos y Bizancio ), sino también el cebo de las promesas de libertad y prosperidad materiales, procedentes de instituciones globales masónicas como la UE o la ONU y desde otros agentes que ven en el nacionalismo un medio de para hacer caja y tener el poder para construir otra realidad internacional bajo el yugo del islam, y de secretos lobbies de poder masónicos

http://www.diarioya.es/content/masoner%C3%ADa-sxxi-40-i ).
Haciendo un ejercicio prospectivo y globalizador de la situación en España y Rusia, en la actualidad hay indicadores que nos hacen temer una radicalización nacionalista de vertiente islamista y de naturaleza masónica. Este proceso se observa con preocupación desde diversas Agencias de Inteligencia no sólo en el Partido Nacionalsocialista Ucraniano Sboboda (del que están surgiendo voces con buen pagador y gran financiación salafista y wahabí que quieren implementar leyes antirusas y crear una " nueva " historia nacional ucraniana promoviendo una " nueva " lengua ucraniana y crear una " nueva " iglesia ucraniana independiente del catolicismo y de la ortodoxia rusa, pero dependientes del gobierno ucraniano que está vendido al Nuevo Orden Mundial Masónico, en especial a través de la llamada Iglesia de la Cienciología, que  es una secta masónica gnóstica, espiritualista y global, y que con gran inteligencia ha sido prohibida en Rusia junto con los Testigos de Jehová, otra secta judeomasónica en este caso ).

En un próximo artículo, Dios mediante, profundizaremos más en esta grave amenaza, desde una vertiente islamomasónica e islamonacionalista, es decir, siempre contra Jesucristo y su Iglesia, y para ello contra las naciones y pueblos que siempre los han representado y representan, por supuesto con sus imperfecciones, como son España y Rusia, y cuyas estrechas relaciones diplomáticas no se han de ver turbadas por nadie, venga de una logia con obediencia al norte o al oeste, aunque en el mundo de hoy, todas las obediencias son mundiales, como lo es su Señor Lucifer.

Etiquetas:Daniel Poncemasonería