Home

Diario YA

en respuesta a las infamias que se están vertiendo contra los guardias civiles de Ceuta

La Guardia Civil explota: 'No somos asesinos sino garantes de la vida, sean españoles o no'

Desde la Unión de Guardias Civiles, UniónGC, segunda fuerza asociativa en la Guardia Civil, en respuesta a las infamias que se están vertiendo contra los guardias civiles de Ceuta, exponemos:

1º.- No somos asesinos sino garantes de la vida y de los derechos de todos, sean españoles o no. El trabajo que realizan las ONGs es muy necesario y, en muchos casos, brillante. No obstante, algunas ONGs vienen demostrando su incomodo con nuestro trabajo. Les gustaría que la entrada en España no tuviera ningún tipo de restricción, que la valla estuviera permanentemente abierta, “barra libre”.

2º.- Nosotros no estamos más que para cumplir las órdenes que recibimos y en este momento la orden es que, atendiendo a la normativa vigente y usando medios legales y proporcionados, evitemos la entrada en España de toda persona indocumentada. No es digno que se arremeta contra quien sólo tiene capacidad para aplicar la ley, no para modificarla.

3º.- Utilizamos material antidisturbio bien para protegernos, bien para dispersar o bien de manera disuasoria. En este caso, el que se utilizó fue de manera disuasoria exclusivamente contra los que estaban en tierra, no el mar, sin que nadie resultara herido por su uso. Afirmar que hemos disparado tanto a los que pretendían entrar a nado como a los flotadores que usaban es intolerable. Es una imputación muy grave. Somos guardias civiles, no asesinos. No disparamos “a dar”, como algunos sugieren.

4º.- El resultado de esta entrada era la “crónica de una muerte anunciada” como seguirá ocurriendo. Si un grupo de personas intentan entrar por el mar, sin saber nadar, unidos varios de ellos a un único flotador, sus posibilidades de éxito no son muchas, por mucho que la Guardia Civil pretenda que estas situaciones no se produzcan.

5º.- Alguna ONG parece más preocupada de desacreditar a la Guardia Civil que de su misión propia. No somos asesinos por mucho que lo griten. Tal vez ha llegado ya el momento de abandonar esa condescendencia que venimos manteniendo con alguna ONG e iniciar acciones legales contra quien nos difame tan grave y alegremente como en este caso. Nos están imputando muertes. Alguna cree que si gritan las mentiras terminarán siendo verdades.

6º.- No obstante lo expuesto, nuestros actuaciones policiales podrían mejorar con unos medios materiales acordes a esta situación. Además, es necesario que el número de guardias civiles aumenten de manera considerable. No hay efectivos suficientes para frenar este tipo de avalanchas aunque estando las plantillas de la Guardia Civil en caída libre, no hay oposiciones desde hace años, no sabemos cómo resolverá esta situación el Ministro del Interior, dado a solventar todo con vigilantes de seguridad privada.

7º.- Exigimos al Ministerio del Interior que, de una vez por todas, establezca claramente los protocolos de trabajo para cada situación de entradas indocumentadas en la frontera
 

Etiquetas:ceuta y melillaguardia civil