Home

Diario YA

César Vidal, director de La Linterna en la Cope, analiza la actualidad en exclusiva para Diario YA

"La izquierda tiene un lugar raquítico y sangriento en la Historia de España"

Rafael Nieto. 13 de Octubre.

César Vidal enciende cada noche La Linterna para ofrecer, en la Cope, una mirada crítica sobre este Gobierno caótico de Rodríguez Zapatero. Autor prolífico, sus obras han sido traducidas a muchos idiomas, y en la última de ellas da testimonio público de su Fe. De "¿Por qué soy cristiano?", que así se titula el libro, y de otros muchos asuntos le hemos querido preguntar en esta entrevista pegada a la actualidad de España y del mundo.

Ayer se celebraba la Fiesta Nacional, y nos gustaría saber qué opinión tiene Vd. acerca del futuro político de nuestro país, ante la constante amenaza separatista del Plan Ibarreche.
 
El futuro de España será un fruto directo del comportamiento de los españoles.  Si persistimos en mantener unos vínculos históricos que han durado más de un milenio y medio – Isidoro de Sevilla habla ya de la nación española formada por la herencia romana, cristiana y germánica – los nacionalistas acabarán siendo una nota a pie de página de los manuales de Historia en el futuro.  Si anteponemos nuestros intereses particulares y partidistas al interés general, sufriremos un proceso de "destejimiento" social e institucional que podría derivar en la fragmentación nacional.
 
¿Considera Vd. que España vive el peor momento de su Historia? Lo digo por varios factores, no sólo por esa amenaza: el nivel bajísimo de educación de los jóvenes, el auge del ateísmo y el relativismo, la manipulación exitosa de los conceptos y del lenguaje, la entrega de la mayoría de los MCS a intereses particulares…
  
No.  Es un mal momento, sin duda, pero no creo que sea peor que el de aquella monarquía visigótica enferma de corrupción, antisemitismo y partidismo cuyos súbditos acabaron abriendo las puertas de Europa al Islam.
 
Usted, permítame que le felicite, ha hecho mucho por la divulgación histórica en este país, no sólo con sus excelentes libros sino a través de su programa de radio “La Linterna”…, ¿cree que es posible luchar contra la manipulación constante que la izquierda viene llevando a cabo en este país?, ¿se puede empezar a recuperar la memoria colectiva a través de la cultura?
         
No tengo la menor duda de que es posible combatir esa manipulación.  Además creo que es una obligación moral.  La izquierda tiene un lugar raquítico y sangriento en la Historia de España.  A diferencia de lo sucedido en Francia, Alemania o Gran Bretaña, apareció a finales del s. XIX y no se consolida hasta inicios del s. XX y entonces es para liquidar una monarquía parlamentaria y dividirse en utopías cruentas.  Por otro lado, en términos intelectuales fue – y continúa siendo – paupérrima cuando se compara con la de otras naciones. Incluso durante el régimen de Franco, la izquierda de cierto peso se redujo a un PCE enfeudado a la URSS y a la banda terrorista ETA.  No puede sorprender que con esos antecedentes esté empeñada en inventar una Historia que nunca existió, pero que le otorgue un papel que nunca tuvo.  
 
En recientes entrevistas que hemos mantenido con Pío Moa y Luis Suárez Fernández, ellos coincidían en señalar y subrayar la falta total de legitimidad democrática de los socialistas, que ahora se dedican a repartir carnés de “buenos” y “malos”…¿Considera la Ley de la Memoria Histórica lo peor que ha hecho este Gobierno desde que está en el poder?
 
Me temo que hay demasiadas leyes que compiten por el terrible título de la peor.  Desde la LOGSE a la LOE pasando por la despenalización del aborto y las más que posibles nuevas leyes sobre el aborto y la eutanasia, la ley de Memoria histórica pierde puestos en la lista del horror.  No porque sea buena sino porque es menos pavorosa.
 
¿Qué fue, a su juicio, lo mejor y lo peor de la Transición?
   
Lo mejor, sin duda alguna, la construcción de un orden constitucional democrático, abierto a todos los españoles y que eludió la ruptura con la Historia y el enfrentamiento.  Lo peor fue la legitimidad artificial que se concedió a los nacionalismos y que se consagró en el Título VIII de la constitución.  Desearía equivocarme, pero es muy posible que los historiadores del futuro vean esa concesión a los nacionalistas catalanes y vascos como la bomba de relojería que acabó dinamitando la democracia española.
 
Hemos escuchado en sus programas un cierto (o un gran) desencanto de Vd. hacia Mariano Rajoy, que posiblemente haya decepcionado a mucha gente no por su segunda derrota electoral, sino por el alejamiento del sentir general de su electorado…, no sé si comparte este análisis…
   
Yo no soy forofo de ningún político sea del partido que sea.  Dentro de mis limitaciones como ser humano, aplaudiré sus logros si los tiene y criticaré sus errores si los perpetra.  Creo, siguiendo la doctrina anglosajona, que los políticos son servidores públicos ya que los ciudadanos les pagamos el sueldo y su deber es representarnos a nosotros y no sus intereses.  Si yo entrego mi voto a una persona no es para que haga lo que quiera con él sino para que defienda de manera efectiva unos valores.  Si llegado el caso, la oposición, en lugar de oponerse con energía al plan de gobierno de ZP, se entrega a la tibieza no puedo evitar sentirme defraudado.  Como yo, con seguridad, hay millones.  
 
En todo caso, es evidente que el principal partido de la oposición debe ser lo bastante fuerte como para poder hacer esa labor de oposición, clave en el juego democrático. ¿Por dónde cree que se encaminará políticamente el PP teniendo en cuenta el reciente congreso de Valencia?
 
No soy profeta ni hijo de profeta.  Yo creo que debería seguir una política valiente y sin complejos en defensa de la libertad, de la vida, de la familia y de la unidad de España sustentada en valores como el esfuerzo personal, la iniciativa privada, el valor de la educación, el respeto a la legalidad y la recuperación de la ética en la acción política.  Le citaré un ejemplo que aclarará lo que quiero decir.  Obama y McCain reconocían en una entrevista ante Rick Warren que la visión judeo-cristiana es la base de la política norteamericana y que las ONGs cristianas trabajaban mejor y más barato que las agencias estatales.  Quizá sea mucho pedir que el PSOE realice afirmaciones de ese tipo, pero no puedo comprender que el PP se inhiba de hacerlo.
 
Su último libro lleva por título “Por qué soy cristiano”. En él, usted explica que hay razones para sentirse orgulloso de ser cristiano, y vincula el cristianismo con el amor a la Verdad. ¿cuál ha sido su experiencia cristiana, qué ha aportado Cristo a su vida?
    
Entre otras cosas, relato en el libro con cierto detalle mi experiencia como cristiano.  Efectivamente, se encuentra relacionada con el amor a la Verdad y, de manera muy especial, con la lectura de las Escrituras.  Me encontré con Cristo de manera viva y existencial – no meramente intelectual o tradicional – hace algo más de treinta años cuando leía el Nuevo Testamento en griego y, más concretamente, la Epístola de Pablo a los Romanos.  Desde mi conversión, Cristo ha inspirado de manera absoluta mi vida que, dicho sea de paso, es muy feliz gracias a él. Creo que es imposible entender lo que escribo o lo que hago sin relacionarlo con Cristo porque, como escribió Pablo : “lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó a si mismo por mi” (Gálatas 2: 20). Cristo es mi Señor, mi Salvador y mi Maestro, el inspirador de mi existencia.
 
Uno de los empeños de Zapatero es que los cristianos sólo demos testimonio de nuestra fe dentro de las cuatro paredes de nuestra casa…¿Cree que ha llegado el momento de salir a la calle, de no acobardarnos, de sacar la cara por nuestras creencias como la izquierda lo hace con su ideología?
    
Nunca lo he dudado. La misión del cristiano es ser sal y luz en este mundo como señaló el propio Jesús (Mateo 5, 13-16) y nuestra vida sólo tiene sentido si la sal no pierde su sabor y si la luz ilumina delante de los hombres.
 
Diario YA ha renacido para recuperar el ideario que, desde su fundación, quiso impulsar Ángel Herrera Oria…¿Piensa Vd. que un diario católico de información general tiene futuro ahora mismo en España?, ¿cree que hay hueco para nosotros en el complicado mundo de los medios de comunicación?
    
No tengo la menor duda de que hay millares de personas contemplarán con muy buenos ojos a un medio que defienda una visión católica de la realidad. 
   
Dos curiosidades que no son para publicar…
  
Puede publicarlas sin ningún problema.
 
¿Cuánto tarda en escribir cada editorial de los que lee al principio de La Linterna?
   
Depende del día, por supuesto, pero el promedio anda en la media hora.
   
Si tuviera que llevarse un disco a una isla desierta, ¿qué tres canciones incluiría en él?
   
Amazing Grace, Ein Feste Burg y Stand By Me.

 

Etiquetas:césar vidal