Principal

Diario YA

 

La salida de crisis económica, refuerza en la inversión en infraestructuras y tecnología

El nuevo panorama económico facilita la inversión en infraestructuras

Poco a poco y tras años de desinversión en el sector de la infraestructura, las empresas de referencia van notando la vuelta de la inversiones públicas y privadas en el sector. Lo más curioso, es que muchas de las empresas que han sabido resistir a la crisis, no solo muestran mejoría económica, sino que además han ampliado su catálogo de servicios y de prestaciones.

Un dato curioso y que nos deja la crisis, es que nos hemos convertido en consumidores más responsables y más estrictos con lo que compramos. Tanto a nivel particular como público, hemos empezado a valorar la aplicación y el desarrollo en campos como I+D+I. Las empresas los saben y han colmado de esfuerzos y de recursos a estos departamentos, lo que ha traído consigo una salto cuantitativo tanto en la prestación del servicio como en la aplicación de la tecnología desarrollada.

Somos más responsables, más exigentes y más prudentes a la hora de gastar, no obstante los años de parón han dejado una brecha que habrá que suplir tanto en infraestructuras como en aplicaciones industriales.

¿Qué han sacado en claro las empresas y los consumidores de la crisis?

Como hemos dicho, nos hemos vuelto más exigentes. Hemos aprendido a optimizar mejor nuestros recursos y a dar valor a cada euro que gastamos o invertimos. Entre las lecciones aprendidas por los consumidores y empresas a la hora de invertir sus recursos:

- Optimización de la inversión: Un aspecto claro y que es tendencia, es la importancia que le hemos aprendido a dar a la prestación de los servicios. Si bien, veníamos de un modelo atomizado de servicios prestados por distintas compañías, la actual tendencia en englobar nuestra inversión en una única empresa que nos ofrezca todas las prestaciones. Esto puede verse en el cambio de modelo de servicios de empresas como infraestructuras de imesapi.com. El cliente requiere servicios integrales y no está dispuesto a buscar cada una de las prestaciones en diversas empresas. Este cambio de mentalidad es inteligente para el usuario final que puede negociar mejor sus contratos y, además, ser más exigente con los suministradores del servicio.

- El valor de la inversión en investigación y desarrollo: Ahora el mercado exige productos punteros y máquinas industriales de última tecnología que se adapten a los patrones de tiempo y fabricación que exigen los nuevos consumidores. La posibilidad de mejorar los tiempos entre la compra del cliente y la puesta a disposición del producto, ha sido uno de los campos en los que más dinero han invertido las empresas. El concepto de inmediatez en la compra se ha instalado para quedarse.

- La seguridad como prioridad en la compra y el día a día: En materia de seguridad se ha avanzado y se avanza a pasos agigantados. La conciencia común de que los espacios tanto públicos como de trabajo, deben ofrecer un entorno seguro se ha instalado en el ideario común. Por ejemplo, cada vez más la sociedad exige la inversión y reinversión en las infraestructuras básicas como carreteras que se han visto afectadas por la crisis económica. La necesidad de que todas ellas cuenten con señales de tráfico adecuadas y constantemente mantenidas, no es ya ni siquiera cuestión de debate.

- La conciencia sobre la vida útil de las cosas: Si algo dejó de manifiesto la crisis económica, es que el modelo de usar y tirar al que estábamos acostumbrados, ya no tenía sentido dada la limitación de acceso al crédito y la bajada de sueldos; lo que provocó que muchas familiar no pudieran sustituir cualquier elemento que se encontraba averiado. Una nueva relación entre lo comprado y su vida útil se ha instalado. Ahora se priorizan las compras de productos que se puedan arreglar por uno mismo, de ahí el nacimiento de espacios como queherramientas.com, en los que es sencillo encontrar herramientas para arreglar casi de todo.

Un nuevo modelo económico y social exige un a adaptación de la empresas y de los servicios que prestan, parece ser que se está logrando.