Home

Diario YA


 

Masonería y Sectas ( VII )

La tapadera de órdenes y hermandades

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. No de forma exclusiva en esta Serie de artículos que hace ya algunos meses titulé como " Masonería y Sectas " sino en todos aquellos en los que en este Diario, que es plenamente conscientes de la realidad y sutiles objetivos de la Masonería, de los masones y de aquellos que siguen sus comportamientos u " hoja de ruta "; como digo en todos estos artículos en su conjunto hemos destacado como denominador común lo siguiente: El secretismo de sus miembros, reuniones, logias y rituales, y al mismo tiempo comportamientos ostentosos, tales como obras arquitectónicas de inspiración pagana o masónica, como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia con sus escarabajos egipcios y su puente armónico - galáctico o como Feria Valencia con su logo de la mano con un ojo, o también obeliscos, pirámides y soles.

En el artículo de hoy voy a ocuparme de otro ejemplo de esta ostentosidad y a la vez secretismo pagano, sincrético, multiconfesional y multirreligioso que son las reuniones o tenidas a modo de orden religiosa cristiana, pues en los masones y sus hermandades hay una constante obsesión por suplantar y hacerse pasar por el Dios Verdadero, Jahvé, para ellos el Gran Arquitecto o Sumo Hacedor, y por suplantar el lugar y misión del propio Cristo Jesús como mediador entre Dios Padre y la Humanidad fiel a él y que se esfuerza en hacer su Voluntad: la denominación de Cristo Jesús como " Piedra Angular del Edificio " es plagiada y suplantada por los masones en sus reuniones y en sus rituales de iniciación y de adquisición de los Grados, y de manera especial a partir del 33, donde la masonería ya es puramente satánica, y sus " maestros masones " siguen estas pautas de suplantación de Cristo y la simbología cristiana.

Es frecuente encontrar en internet, e incluso ver en lugares públicos como ateneos, asociaciones culturales y sociales, hermandades castrenses y órdenes religiosas, publicidad o anuncios de encuentros para " socios ", o personas invitadas por dichos socios, en los que acontecen ceremonias, charlas, entregas de condecoraciones, medallitas, bandas y otras sandeces que ensalzan la vanidad de los más pobres y mediocres que no conocen de verdad a Cristo Jesús ni la Esperanza de Dios Padre, Jahvé; estos lugares y encuentros son medios de captación de personas de interés económico y social para la logia y su red.

En dichas reuniones acuden políticos en activo, militares y miembros de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, personal de la administración y la judicatura, y personal perteneciente a órdenes religiosas como jesuitas, los llamados caballeros ecuménicos de malta, los caballeros del Puig, los caballeros templarios y teutónicos, sacerdotes de diferentes diócesis católicas, anglicanos y ortodoxos como aparecen en la foto y de los que, Dios mediante, me extenderé en próximos artículos.

Recuerdo, estando aún en el Arzobispado de Valencia, el escándalo de infiltración de masones en la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén en Valencia, en el periodo de Osoro, y que con su placet y el apoyo del entonces Arzobispo de Barcelona Sistach, se nombró Caballero, de forma corrupta y previo pago de una cuantiosa cantidad de dinero, a Josep María Felip, entonces Director General de Inmigración, que ha estado " colaborando " con la policía para librarse de la cárcel que su jefe en la Consejería de AA. Sociales Rafael Blasco no ha conseguido.

La cara visible de la Compañía de Jesús era el padre Josep Boades, que a través de todas sus actividades interconfesionales con judíos, musulmanes, ortodoxos y anglicanos, con inmigrantes, etc se ocupa de promover la " armonía religiosa " junto con otros sacerdotes diocesanos como August Monzó, Jordi Miquel y nuevos ahora como el actual presidente de la Comisión de RR. II y Ecumenismo, con la que colaboré por más de 5 años, el sacerdote Vicente Collado y el laico Ricardo García García que es el vicerrector general de la Universidad Católica de Valencia y miembro del Consejo Estatal para las relaciones con las confesiones, los dos últimos son personas de confianza del Arzobispo de Valencia, el Cardenal Cañizares. Una de sus acciones, de Josep Boades, de la Comisión de RR.II y del Cardenal, ha sido con la iglesia ortodoxa rusa, y su simbología iconográfica, en Valencia, en la persona del sacerdote y párroco Serguei Prosandeev, que participa con un tal Ossios Ferrer exanglicano y ahora ortodoxo ruso, y que se jacta de ser masón, en estas tenidas masónicas interconfesionales y de creación de una religión global, universal y católica pero sin Cristo Jesús y sin Dios Padre, y donde todo es lo mismo e igual. De estos últimos hablaré, Dios mediante, en próximos artículos.

Etiquetas:Daniel Poncemasonería