Home

Diario YA

"Liberar a España del Comunismo y la Masonería es nuestro deber Cristiano"

Daniel Ponce Alegre
Pontificia Academia de Ciencias Sociales y Políticas

Estas palabras resumen la Ponencia que el Doctor en Historia, D. José Luis Jerez Riesco, escribió, a modo de Obituario y Panegírico, el pasado día 12 de enero en Majadahonda con motivo del  82º Aniversario de la muerte ( 13 de Enero de 1937 ) de Ion Mota y Vasile Marin, Legionarios Rumanos de Cristo Rey, Partido Fascista Rumano de raíces profundamente cristianas, como lo eran los partidos fascistas en Europa, y hermanado con el Bando y Movimiento Nacional en España, que estaba constituido por falangistas, tradicionalistas, monárquicos y en general por católicos españoles, los mismos que el sábado nos reunimos en Majadahonda.
En la Sede del Hotel Majadahonda, un selecto y prestigioso elenco de oradores ensalzaron la figura y el sacrificio que estos hermanos nuestros rumanos hicieron por todos los españoles, en primer lugar por compromiso con su Señor, Jesucristo, y en segundo lugar con todos los hermanos, llevándoles en este caso a España, que se encontraba en plena Guerra Civil, entendida ésta como lo que realmente era:
Una lucha frente al Mal, siendo Cristo y su Iglesia el Objetivo, con apariencia Comunista y raíz judeomasónica.
Los relatos de milicianos comunistas, anarquistas y socialistas ( masones entonces y masones ahora ) disparando a imágenes del Señor Jesucristo, declaraciones de que Dios había muerto, Biblias y libros de santos quemados, y sobre todo las torturas y asesinatos a los hermanos, llevaron a Mota y Marín a enrolarse en la Cruzada Española, que fue la antesala de una Cruzada Europea aún mayor.
El Historiador Francisco Torres, destacó el agradecimiento que el Caudillo Francisco Franco, en persona y como Jefe de Estado, tuvo, y España en general siempre tendrá con estos Legionarios Rumanos, y con Rumanía, pueblo hermano en Jesucristo que sufrió terribles atrocidades de manos del Comunismo y de la Judeomasonería, como nos sucedió a los españoles.
Vasile Iamandi, Legionario Rumano de Cristo Rey de casi 100 años, mostró su agradecimiento al Pueblo Español Alzado, al Caudillo Francisco Franco, " hombre santo que fue baluarte contra el comunismo en toda la Cristiandad y que protegió a Europa de un Mal Diabólico ", y pidió imitar su ejemplo en la actualidad.
El General Juan Chicharro Ortega, Presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, destacó igualmente el sufrimiento ejemplar, y muestra de lealtad a Jesucristo, de Mota y Marín, del pueblo rumano que fue sometido por el comunismo, y de los lazos que se establecieron para siempre con dicho pueblo cristiano.
El General Blas Piñar Gutiérrez, así como Miguel Menéndez Piñar, hijo y nieto del Fundador del Partido Fuerza Nueva y de los Legionarios Españoles de Cristo Rey ( también hermanados con el Partido REX, en recuerdo de Cristo Rey, que fundó el ciudadano belga nacionalsocialista y católico, León Degrelle, fallecido en Málaga ) destacó que sin su profundo convencimiento de que la Guerra en España era una Guerra contra Cristo y su Iglesia, de apariencia comunista y raíz masónica, no habrían actuado Mota y Marín, y no habrían venido a España, a 1000 kms de sus casas.
Por último el sacerdote católico rumano P. Marius Visovan, destacó que al igual que en el caso de España, los documentos episcopales y pontificios en Rumanía indicaban que la Guerra en España y en el reto de Europa era una Cruzada y el deber de los cristianos era hacerle frente con los medios posible.
Como conclusión de sus palabras, y haciéndose eco de la esencia de las ponencias de los que le precedieron, el Padre Marius, destacó que esa Guerra Cruzada no ha cesado y sigue en pié, y el deber de los cristianos es hacerle frente con valentía, como Mota y Marín, con los medios de la palabra, la ley y la protesta.
Nos hacemos eco de sus palabras y animamos a seguir su ejemplo en los frente actuales, que igualmente tienen apariencia comunista y raíz judeomasónica, y el enemigo es la Cruz y la Iglesia..