Home

Diario YA

Entrevista con Rafael López-Diéguez

"Lo socialcristiano está en nuestro ADN"

Redacción. Hablamos con Rafael López-Diéguez, Secretario General de AES...

-Presentan más de 500 candidatos por toda España. ¿Cómo lo han conseguido?
 
En las anteriores elecciones municipales de 2007 la entonces incipiente AES concurrió a los comicios sólo en la provincia de Madrid, alcanzando una dignísima quinta posición en la capital. Las circunstancias que entonces nos empujaron a comparecer en la vida pública no sólo no han cambiado sino que hemos asistido a un empeoramiento generalizado de las cosas. Y ello se ha notado especialmente en el ámbito municipal. La corrupción generalizada, el despilfarro en el gasto, el aumento de la presión fiscal, la desprotección de las familias. Todo ello como resultado de una grave crisis de valores conforme nos vamos alejando más y más de las raíces cristianas que conformaron nuestra milenaria cultura. AES representa el regreso a esos valores. Retorno a la cultura del esfuerzo, de la justicia social, del mérito, del compromiso. Esa vocación de compromiso para transformar un modelo de sociedad que en modo alguno ha conseguido hacer feliz a nadie es la que ha acercado al proyecto AES a esos más de 500 esforzados españoles, permitiéndonos hacer oír nuestra voz más allá de la provincia de Madrid donde nacimos.
 
-Los sondeos les dan unos diez concejales en diferentes provincias. ¿Cómo va a plantear AES su presencia en las instituciones a partir del 23 de mayo?
 
Queremos hacer posible el “pueblo AES” en el que hemos centrado nuestra propaganda. Construir, en aquellas localidades donde los españoles nos den oportunidad de gobernar, el modelo de municipio en el que creemos. Un modelo que coloca al hombre y la dignidad de la persona por encima de los intereses particulares. El bagaje profesional de las personas que están configurando el proyecto, lo avala. Con soluciones concretas para atacar tanto la raíz de la actual crisis –que no es otra que una crisis de valores- como para sus diferentes síntomas: paro, dificultad de acceso a la vivienda por encarecimiento artificial del suelo, insolidaridad con los más débiles, inseguridad ciudadana, desprecio y maltrato de los equipamientos que compartimos en los municipios…
 
-¿Significa esto que el partido centrará sus esfuerzos en el proyecto municipal los próximos años?
 
Queremos demostrar a los ciudadanos que AES no es sólo una forma de pensar. Es una forma de actuar. Queremos construir un modelo de convivencia en lo municipal que convenza a los ciudadanos de la necesidad de ser extrapolado al ámbito competencial de lo nacional. Comenzar la transformación de la sociedad desde abajo. Desde las estructuras administrativas más cercanas al ciudadano. A ello dedicaremos nuestros esfuerzos durante los próximos cuatro años. Pero sin olvidar que barbaries como el aborto escapan del ámbito competencial local, y que no pueden obviarse. No podemos dar la espalda a esa problemática, y es nuestro deber aspirar también a estar en las instituciones que legislan o amparan con sus subvenciones los ataques a la vida o a la unidad de España.
 
-Que definición haria de AES... De derecha, transversal, socialcristiano...
 
El Partido Popular, con su disfraz de mal menor, lleva mucho tiempo apropiándose del voto católico. Sin embargo vulnera todos y cada uno de los principios innegociables enunciados por S.S. Benedicto XVI. En primer lugar el derecho a la vida. En las comunidades autónomas en las que gobierna tiene transferidas las competencias en materia sanitaria y hace uso de ellas para financiar el aborto. Su posición como partido nacional es la defensa de la legislación abortista de 1985. Aquella en que permite triturar un bebé tras 8 meses de gestación en el vientre de su madre si ésta alega problemas para su salud psíquica. El Partido Popular, en los ayuntamientos en los que gobierna, administra con gozo el matrimonio entre homosexuales, dando amparo a modelos de familia alejados de la doctrina de la Iglesia. El Partido Popular no defiende el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. Ampara en las comunidades en las que gobierna la siniestra asignatura “Educación para la Ciudadanía”. Concretamente en Madrid, nuestro Secretario General Adjunto, Alberto Pascual, hizo entrega a Dª Esperanza Aguirre de una carta en la que le explicábamos los mecanismos que podría articular en su comunidad en defensa de los padres y ese derecho. Dos años después seguimos sin recibir respuesta. No sé si el Partido Popular es derecha o centro-reformismo. Lo que si sabemos es que AES comparece en la vida pública en respuesta al llamamiento dirigido por el actual pontífice a los católicos, defendiendo esos principios innegociables que ninguno de los partidos actualmente en las instituciones defiende. Por tanto, socialcristiano es la etiqueta que mejor responde a lo que somos.
 
-En una encuesta del YA, el 62 % considera que siguiendo el comunicado de los Obispos de Madrid, en conciencia habría que votar a AES y un 21 % al PP... ¿Que opinión le merece este resultado?
 
Demuestra el alto grado de formación e información que tienen sus lectores. Resulta evidente que un católico no puede votar a un partido que vulnera los principios innegociables enunciados por S.S. el Papa. Desgraciadamente no en todos los foros existe ese alto grado de formación e información. Lamentablemente hay mucha desinformación y manipulación interesada de la información.
 
-¿Significa esto que el futuro pasa por reforzar la marca socialcristiana, buscando apoyos entre los miembros de los movimientos de la Iglesia y enfrentar al votante católico ante su conciencia?
 
Lo socialcristiano está en nuestro ADN. Toca ahora la ardua tarea de seguir dándonos a conocer entre los católicos más comprometidos. El actual sistema PP-PSOE-Separatistas no sólo ha consolidado la unificación y control de los tres poderes, Legislativo, Ejecutivo y Judicial, que ya preconizara Alfonso Guerra. También está ejerciendo un férreo control sobre ese cuarto poder que son los medios de comunicación. Afortunadamente tribunas como esta siguen defendiendo una línea clara, consecuente con su ideario, y nos dan la oportunidad de exponer lo que somos.