Principal

Diario YA

 

 

El pensamiento político y económico de Michael Novak apenas es conocido, incluso en los ambientes católicos y eclesiásticos

Michael Novak deja casi huérfano el pensamiento liberal católico

Fidel Gracia Martínez El paso a mejor vida del gran teólogo y filósofo Michael Novak, deja casi huérfano el pensamiento liberal católico, con raíces en la teología de Santo Tomás de Aquino, en la economía liberal de Adam Smith, en la sociología de Max Weber. El pensamiento político y económico de Michael Novak apenas es conocido, incluso en los ambientes católicos y eclesiásticos, en los que aún prima la pesada herencia anticapitalista con raíces social-comunistas y que tuvo su máximo exponente en llamada Teología de la liberación.

En su obra más importante Este hemisferio de la libertad, pretende demostrar como la nueva economía basada en la creatividad y en la inventiva empresarial, es el mejor antídoto frente al socialismo real o al utópico, el primero porque ha fracasada después de la disolución de la URSS y el segundo porque nunca se ha experimentado.

Fundamentó su pensamiento liberal católico en la gran herencia de la cultura griega, en el Humanismo cristiano del Evangelio y en los padres del liberalismo clásico como Adam Smith que son la base de la Doctrina Social de la Iglesia, tal como aparece en las encíclicas del Beato Pablo VI (Populorun Progresio), San Juan Pablo II (Centesimus annus) y del papa emérito Benedicto XVI (Caritas in veritate).

Para Michael Novak las bases del hemisferio de la libertad son: la libertad política, la libertad económica y la libertad moral y cultural, sin el respeto estas libertades fundamentales están en peligro el Estado social de Derecho por el triunfo de los fundamentalismos y populismos, como se puede ver en España con las propuestas contra la libertad de educación o contra la libertad económica con impuestos confiscatorios e incluso con ataques a la libertad religiosa y moral. Este es el futuro que la espera a España con los populismos y con el social-comunismo.

Etiquetas:católicosFidel Gracia Martínez