Home

Diario YA


 

Decimos que la izquierda es generosa porque a diferencia de la derecha sabe llegar a acuerdos

Porqué no nos presentamos

Rafael Lopez-Dieguez Gamoneda. No vamos a estar presentes en estas elecciones como tampoco lo estuvimos en las anteriores generales. La razón es que AES se ha marcado dos objetivos, en los que va a poner todo su esfuerzo y recursos; el primero generar base social en España en pro de los Principios y Valores que defendemos y ello a partir de dos caminos, el municipal y el europeo, y el segundo perseguir toda acción que atente contra nuestro Credo, la Vida y España.

La experiencia de otros países avala dicha estrategia. Hoy vemos como partidos homólogos a AES están consiguiendo representación en muchos países de Europa. La representación de estos partidos no empezó por la vía de las elecciones generales, si no a partir de las elecciones municipales y, más importante, de las europeas. Así hoy en Europa existen dos grupos parlamentarios que representan muchos de nuestros valores con los que, salvo alguna diferencia, podríamos estar compartiendo bancada.

Hay países como Hungría u otros de la Europa del Este o del báltico que después de una catarsis política como fue su paso por el comunismo hoy son la esperanza de una Europa distinta.

En el día que escribo este artículo no sé lo que sucederá con el referéndum ingles, pero lo que si está claro es que el éxito de una u otra opción será por mínimos, es por ello que, los que desde hace mucho estamos defendiendo la idea de una Europa distinta, cada vez ganamos más espacio político y con el tiempo seremos mayoría y se recuperaran los principios de soberanía, independencia y colaboración.

Después de 40 años, de supuesta democracia, la izquierda, por la tibieza de la derecha, cuando no por su connivencia, ha conseguido demoler el sistema de Valores y Principios que inspiraba la sociedad española, esa sociedad, compuesta por unos hombres y mujeres que fueron capaces de hacernos pasar a una de las sociedades industriales mas evolucionadas, a la clase media más fuerte de la economía occidental, un país sin deuda y sin paro, con el mejor sistema de salud y el mayor reconocimiento a los trabajadores, una nación orgullosa y soberana, digna y atrevida ante todos los retos que se le presentaban, y ello porque creíamos en nosotros, porque sabíamos que lo que tocaba en ese momento era el lucha por el bien común y no el interés partidista de unos cuantos. Hoy se hace necesario, imprescindible el reconstruir esa estructura de sociedad y eso exige mucho tiempo, paciencia, compromiso, convencimiento, esfuerzo y recursos.

Desafortunadamente el ejemplo de la izquierda es algo a seguir; la base social la crearon por medio de las asociaciones de vecinos, universidades, colegios, jerarquía de la Iglesia, ejercito, grupos musicales, cantautores, e incluso con movimientos ocupas. Su atrevimiento y perseverancia ha demostrado que tiene existo.

La izquierda es solidaria y generosa en la lucha por sus principios, pero no solo a nivel local o domestico sino también internacional, la prueba Venezuela, Cuba y demás satélites comunistas, que ofrecen su apoyo y colaboración sin ningún rubor a partidos de otros países; la derecha por el contrario es egocéntrica, soberbia y cobarde, “mola” defender planteamientos contranatura o amorales, pero avergüenza defender el orden natural y la moral objetiva, han logrado, con el paso de los años, llevar a la sociedad al convencimiento que esta defensa es ultra, fascista, casposa, cuando no xenófoba.

Decimos que la izquierda es generosa porque a diferencia de la derecha sabe llegar a acuerdos, saben que la forma de ganar fuerza y, en consecuencia poder, es por medio de la suma de proyectos que converjan en unos puntos mínimos. La derecha por el contrario por su complejo considera que en política uno más uno no son dos. Nosotros en AES hemos demostrado que sabemos llegar a acuerdos y estamos dispuestos a seguir en ese empeño que se hace imprescindible en estos momentos y que lo va a ser mas después del 26 J. Salvo un cambio radical, del que nos alegraríamos mucho, de corazón lo digo, en estas próximas elecciones el voto del miedo y el voto útil van hacer estragos entre los proyectos que se presenten y digan defender algún Valor con el que podríamos estar de acuerdo. El voto de quien puede pensar en algo como nosotros esta comprado por el miedo, por el “que viene el Frente Popular” y frente a ello que mejor que votar a un PP, aunque este sea el máximo ejemplo de la traición y de la responsabilidad de lo que está ocurriendo.

Nosotros, a la vista de las condiciones que rodean a estas elecciones, le damos más valor a condenar a Rita Maestre y a Morín, y en breve, esperemos, a los que promuevan el odio contra nuestro Credo y España, que la lucha titánica de tener un escaño en el Parlamento. Creemos más eficaz volcar nuestros recursos humanos y económicos en defender nuestros Principios y en seguir tejiendo nuestra red de concejales, y esperemos eurodiputados, que nos permita un día, con la base social suficiente, irrumpir con fuerza en el Parlamento. Espero que a esos proyectos que se están presentando a esta convocatoria electoral les queden fuerzas suficientes para poder seguir adelante y junto con los que no hemos sufrido el desgaste podamos avanzar en pro de un proyecto común, cual es España.

Rafael Lopez-Dieguez Gamoneda Secretario General de AES.

Etiquetas:aesAlternativa EspañolaRafael López-Diéguez