Home

Diario YA

Préstamos personales

Los préstamos personales pueden ser un buen recurso económico en ciertos momentos puntuales de nuestra vida: quizá necesitemos un pequeño extra para llegar a fin de mes, pagar una multa que se nos ha presentado de improviso, el seguro de la casa o el coche, incluso hasta darnos un pequeño capricho (cómo dar la entrada de un coche, reformar la casa o irnos de vacaciones).
Los comparadores de empresas de créditos rápidos, como prestamo123.es se caracterizan por ponernos en contacto con una entidad que se ajuste a nuestras necesidades, en un tiempo récord.
Si estás algo justo de pasta, y estás sopesando la idea de pedir un crédito rápido, te recomendamos que sigas leyendo para conocer sus ventajas en detalle.

Ventajas de los préstamos personales y créditos rápidos

1)     Son muy fáciles de solicitar
Las entidades que nos ofrecen préstamos rápidos nos ponen las cosas fáciles. Lo más habitual es que el proceso se haga 100% online, y que tan solo haya que rellenar un mínimo de información para tener una respuesta.
No importa que nunca hayamos solicitado un préstamo, o que nunca lo hayamos hecho a través de la red. El proceso es tan sencillo que lo comprenderemos de inmediato.
2)     Mínimo papeleo
Uno de los grandes problemas de los bancos cuando vamos a pedir financiación es que nos piden muchos papeles con información redundante (es decir, datos que se repiten en los papeles una y otra vez).
Tal y como se describe en este publirreportaje, los préstamos rápidos resultan tan atractivos porque no se requiere de mucho papeleo para poder llevarlos a cabo. Por lo general, valdrá solo con presentar un documento de identificación, otro que acredite que percibimos ingresos y nuestro número de cuenta.
3)     Son flexibles
 El solicitante podrá seleccionar la cantidad exacta de dinero que necesita, ni más, ni menos. Además, también son muy flexibles en relación al plazo de amortización, pudiendo pagar el préstamo antes de tiempo (lo que se conoce como amortización anticipada).
4)     Transparentes
Tal y como se indica en columnacero.com, estos préstamos tan solo deberían solicitarse en el caso de que estemos en un aprieto económico, como último recurso. Tienen unos intereses más altos que los bancarios, pero no hay nada oculto.
Los costes e intereses estarán claros desde el primer momento, tanto en la web de la entidad, como en el contrato.
Así evitaremos cometer cualquier error por desconocimiento.
5)     ¿Son gratuitos?
Algunos préstamos online, con el objetivo de captar a los clientes, son completamente gratuitos (es decir, que tan solo devolveremos la cantidad solicitada).
Son préstamos de poca cantidad (no más de 300€) y tan solo reservados para clientes que se den de alta por primera vez.
6)     Financiación, aunque estemos en el ASNEF
Además, aunque estemos en una base de datos de morosos, tipo ASNEF o RAI, es posible que la entidad nos pueda ofrecer el préstamo con una serie de limitaciones.
Con estas ventajas por delante, ya sabes porque los créditos rápidos están de moda.