Home

Diario YA


 

Las compañías afirman estar más unidas que nunca en este asunto

Sebastián se reunirá el martes con las eléctricas para tratar de solucionar el déficit de tarifa

Redacción Madrid. 2 de noviembre. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, tiene programada para este martes una reunión con las cuatro mayores eléctricas del país -Iberdrola, Endesa, Unión Fenosa y HC Energía- y con la patronal Unesa para intentar encontrar una solución al déficit de tarifa, que es la deuda que acumula el sector debido a que sus costes son mayores a los ingresos.

   Sebastián dedicó la semana pasada a celebrar encuentros bilaterales con los presidentes de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; Endesa, José Manuel Entrecanales, y HC Energía, Manuel Menéndez. El lunes lo hará con el de Unión Fenosa, Pedro López Jiménez.

   Una vez escuchados los argumentos de cada una de las eléctricas, celebrará el martes un encuentro con todas al que se sumará el presidente de Unesa, Pedro Rivero. De esta forma, se cumple el compromiso de las partes adoptado en la reciente reunión entre Sebastián y los presidentes para abordar la seguridad en las centrales nucleares, en la que unos y otros se emplazaron a encontrarse de nuevo para buscar solución al déficit.

   Desde las empresas se asegura que las eléctricas, pese a sus diferencias en muchos ámbitos, están más unidas que nunca en el deseo de acabar con el déficit de tarifa, que a final de año rondará los 14.000 millones acumulados desde 2000. Junto a esto, ven lógico que Sebastián se haya reunido por separado con cada una de ellas, puesto que, al margen de la voluntad común, "cada una hace sus propios números".

   La posición oficial de las compañías, recogida en una carta remitida a Sebastián, contempla subidas de las tarifas, reducción de impuestos eléctricos y traslado desde la tarifa a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de algunas partidas, entre ellas las primas a las renovables.

   Por separado, los máximos directivos de Iberdrola y Unión Fenosa han hecho sus consideraciones propias aprovechando las presentaciones de resultados de ambas empresas. Sánchez Galán añadió a los argumentos del sector la posibilidad de que las empresas accedan a ajustar los precios de la energía para "algunos tipos de consumidores", en alusión a los grandes clientes del G.4.

   Por su parte, el consejero delegado de Unión Fenosa, Honorato López Isla, propuso un tratamiento fiscal y no vía tarifa para las renovables, y denunció que la recaudación de algunos impuestos como el del carbón, que grava el 5% de los costes, vaya a las comunidades autónomas y no al sector que intenta incentivar.

   En cuanto a Industria, tanto Sebastián como el secretario general de Energía, Pedro Marín, han insistido en que la eliminación del déficit requerirá esfuerzos por parte de los consumidores, de las empresas y de la Administración.

   El déficit tarifario se situará en el conjunto de 2008 en 4.768 millones, según la previsión de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), frente a los 1.223 millones de 2007.

   De este déficit deberán descontarse cerca de 1.300 millones de euros correspondientes a la detracción sobre su retribución de los derechos de emisión de CO2, una medida que rechazan las eléctricas.

   Precisamente, la semana pasada el Tribunal Supremo admitió una denuncia de Endesa y anuló el Plan Nacional de Asignación de emisiones 2005-2007 por no estar suficientemente motivado.

   Industria ha situado la eliminación de este déficit entre los principales retos para la legislatura y ha adelantado que durante 2009 habrá subidas en el recibo eléctrico para reducir la deuda.

 

 

Etiquetas:electricidadindutria