Home

Diario YA

Totalitarismo de Rostro Democrático: El Nuevo Orden Mundial.

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. Durante la II Guerra Mundial, Tavistock, Londres, fue el Cuartel General de la Oficina de Guerra Psicológica del Ejército Británico, que, por medio de la Ejecutiva de Operaciones Especiales, también dictaba la política que habían de seguir las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en lo referente a la Guerra Psicológica, es decir, a la moral, espíritu y motivaciones propias y enemigas.
Después de la II Guerra Mundial, y en contra de lo que pudiera parecer normal, la actividad continuó y se amplió, a través del Instituto de Relaciones Humanas de Tavistock, del que en la foto superior podemos ver un Seminario reciente, y de otra red mucho más grande integrada por centros de antropología social aplicada, psicología social aplicada y de ingeniería social, especializados en la conducta humana, el desarrollo y la memoria, y la comunicación individual y de masas.
El fin último es único: el Gobierno Mundial, y el método es extirpar por completo el sentimiento de identidad del ser humano: la filiación divina, la familiar y la natural, sustituyéndola por una pseudoalma artificial, espiritualista, difusa, vaga y amorfa.
Este Proyecto no sólo necesita un Gobierno Totalitario " Democrático " o pseudodemocrático que vigile lo  estrictamente político, sino un Centro Omnipresente que vigile esa nueva identidad humana diseñada por ingeniería social mediante la nueva ideología de género y que determina que ya no hay familia, ya no hay sexo, ya no hay límites naturales, ya no hay más Dios que el Nuevo Orden.
Este " Consejo de Sabios " que han seleccionado y reunido a los que son dignos del Nuevo Orden, ahora vigilan que se conserve ese " Novo Ordo Seculorum " que en lo político ha eliminado la estructura de los Estado Nación, creando mega áreas comerciales, de seguridad y defensa, y culturales como paso previo al Área Única, y que en lo antropológico ha eliminado la verdadera naturaleza humana como hijos de Dios.
A lo largo de la historia humana muchos otros lo intentaron: Egipto, Asiria, Babilonia, Persia, Grecia y Roma, y ahora, como había predicho el Profeta Daniel, la nueva roma lo vuelve a intentar sin recordar al Dios Verdadero, Jahvé, ni a su Hijo Jesucristo, y caen en la misma locura en la que cayó Nabucodonosor de Babilonia.
Además olvidan también las palabras de Daniel 2. 44:
" en los días de aquellos reyes el Dios del cielo, establecerá un Reino que nunca será reducido a ruinas, triturará y pondrá fin a todos estos reinos, y el Reino subsistirá hasta tiempo sin fin ".
Esta es Nuestra Fe y Esperanza en medio de este Mundo hasta la Vuelta de Cristo.
 

Etiquetas:Daniel PonceInternacional