Home

Diario YA

Una dentadura cuidada es sinónimo de buena salud

Hoy en día,  lucir una dentadura agradable a la vista, más que una simple banalidad y moda, es sinónimo de buena salud, es por esta razón que cada día el común denominador se ocupa mayormente por lucir una dentadura perfecta y bien cuidada.

Los jóvenes principalmente, pero también personas de la tercera edad, actualmente han vuelto la mirada hacia esta área del cuerpo humano que. aparte de  ser instrumento para consumir los alimentos que a diario necesitamos, es el reservorio de nervios que bien debemos cuidar, debido a su influencia de manera directa en nuestro estado  de salud y de ánimo.

Es por ello que ante esta premisa, periódicamente debemos visitar a nuestro odontólogo para mantener a tono nuestra dentadura con profesionales en la materia, como www.dentosaludlasrozas.com. Si bien nuestra dentadura es el reflejo de nuestra salud, cabe destacar el aspecto social que ello implica, por cuanto tener muelas  o dientes con caries, visualmente generan un mal aspecto de la persona, aparte del mal aliento que de allí se puede generar también y que socialmente, puede tener  sus consecuencias desagradables.

A cuidarse la dentadura
En el ser humano, los dientes están formados por una parte externa denominada corona y una raíz que está inmersa en el maxilar. La capa más externa de la corona está compuesta por un tejido calcificado que recibe el nombre de esmalte, la sustancia más dura del organismo. Por dentro del esmalte se halla la dentina, una sustancia de tipo óseo que se extiende desde la superficie más interna del esmalte y penetra en el maxilar para formar la raíz.

La dentina de la raíz está cubierta por una capa delgada de un tejido duro denominado cemento. Las raíces se mantienen en su posición mediante fibras elásticas que forman la membrana periodontal, la cual se extiende desde el cemento hasta una capa ósea engrosada denominada lámina dura, en el interior del maxilar.

La dentina encierra la cavidad pulpar que se continúa en la raíz como el conducto radicular. A través del orificio que se abre en el extremo de la raíz, penetran vasos sanguíneos, nervios y tejido conjuntivo, que ocupan el conducto radicular y la cavidad pulpar.

Cuidado con el mal aliento
Los dientes son susceptibles de sufrir un proceso de putrefacción  con la aparición de las caries, toda vez que  la bacteria acidogénica oral, que siempre está presente en la boca, reacciona con los hidratos de carbono para formar ácidos capaces de disolver el esmalte.

Asimismo la desintegración del esmalte permite la penetración de otras bacterias en la dentina. Con el tiempo, la caries origina una cavidad, o agujero, en la estructura del diente. La extensión de la caries produce la infección del tejido de la cavidad pulpar que al final conduce a necrosis o formación de abscesos, que si no se detiene pueden llegar a afectar al maxilar.

El proceso de las caries se acompaña de la formación de gases putrefactos. Si se obstruye la entrada en la cavidad pulpar, se produce un dolor severo a medida que aumenta la presión de los gases. En muchos casos, el diente se puede tratar con terapia del conducto radicular que elimina el material infectado que se encuentre en él. En los casos graves el diente se extrae.

Dime cómo te sientes y te diré qué padeces
Los seres humanos descansamos generalmente sentados, pero mayormente profesionales  de todas las áreas pasamos un sinnúmero de horas sentados en alguna oficina o lugar de trabajo, lo que a la larga y con el paso de los meses o años trae consecuencias lamentables para nuestra salud, debido a no desarrollar una postura adecuada ni contar con sillas ergonomicas oficina, las cuales realmente nos pueden ayudar en un alto porcentaje a evitar cualquier mala jugada por esta razón y que dañaría de forma permanente nuestra salud la cual es lo más importante,  de este modo, debemos cuidar de ella. Saber sentarse correctamente en una buena silla ergonómica te conlleva a disfrutar de una vida  laboral,  familiar y social plena en el futuro, así como de una vejez sin dolor ni malestares que lamentar.

La cigüeña quedó atrás
El ya repetitivo pero famoso cuento de la cigüeña que tanto nos inculcaron desde pequeños para saber de dónde supuestamente provenían los recién nacidos, ha quedado atrás. El mundo ha cambiado ampliamente y ello implica además la práctica de métodos avanzados para concebir o traer al mundo a un niño, incluso con ciertas características que deseemos.

Ser práctica es lo que se impone en la actualidad y si deseas conocer como quedar embarazada rapido o tienes muchas ganas de quedar embarazada, debes saber que esta tarea no es tan fácil como nos cuentan. Para comenzar con algunos consejos, hay que tener conocimiento de cuáles son tus días fértiles, y cuáles serían las más favorables dietas y ejercicios que colaboran para que quedes en estado.

Una rutina ginecológica, ingerir alimentos ricos en ácido fólico y mantener un peso adecuado son de las cosas que tendrás que hacer para favorecer el proceso del embarazo.

En caso de ser una mujer mayor de 40 años y tienes alrededor de nueve meses buscando concebir y no lo logras, debes acudir a un especialista para que te ayude.

Asimismo se impone que debes conocer los días exactos de tu ovulación para que mantengas relaciones sexuales constantes y sin protección para así intentar quedar en estado y concebir el tan anhelado hijo.