Home

Diario YA

el presidente del pnv pretende la "internacionalización del problema"

Urkullu defiende respuestas "más amplias que el mero recurso" en Estrasburgo

 Redacción Madrid. 20 de Septiembre.

    El presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, afirmó hoy que no se renuncia a acudir a las instancias judiciales europeas en respuesta a la decisión del Tribunal Constitucional de impedir la consulta, pero afirmó que la "internacionalización del problema" derivado de esta resolución del TC debe ser "más amplia que el mero recurso al Tribunal europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo".

   En una entrevista a la Cadena Ser, recogida por Europa Press, indicó que, con la propuesta de Manifiesto de adhesión en defensa de la consulta presentada ayer por el tripartito y Aralar, se está reclamando a los ciudadanos que "muestren su adhesión a las iniciativas que los partidos políticos vayamos trabajando en orden a presentar en los foros europeos e internacionales cualquier iniciativa".

   "Sea en el ámbito de la iniciativa parlamentaria, de la asamblea parlamentaria, del Consejo de Europa, de los movimientos europeos, de los propios partidos políticos europeos o sea incluso, sin renunciar a ello, ante las instancias judiciales europeas", precisó.

   Preguntado por las razones de que no se mencione expresamente en el manifiesto la iniciativa que se anunció para denunciar al Estado español ante el Tribunal europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo, Urkullu explicó que, antes de hablar de esa propuesta, otras "personas y responsables políticos" también han hablado "de recurrir a las instancias políticas parlamentarias, de hacer pedagogía en Europa".

   Por ello, cree que la "internacionalización del problema derivado de la sentencia del TC" en la que se impedía la consulta debe ser "más amplia que el mero recurso al Tribunal europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo".

   Respecto a la propuesta de que los ciudadanos puedan presentar a título individual demandas ante el tribunal de Estrasburgo, afirmó que tiene "ciertas complicaciones operativas procedimentales", por lo que se está analizando, ya que el objetivo es buscar la "mayor simplificación" en las iniciativas que los ciudadanos puedan apoyar.

   "Queriendo simplificar el trabajo para los ciudadanos, lo que recabamos de los ciudadanos es que muestren su adhesión a estas iniciativas, para que los partidos políticos que hemos hecho que la Ley de Consulta el 27 de junio fuera aprobada la podamos seguir reivindicando en los foros europeos internacionales, porque el TC nos lo impide en el Estado español", añadió.

   Urkullu, tras indicar que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha "depositado" en manos de los partidos políticos el "impulso y la gestión de las iniciativas, aseguró que las formaciones están trabajando en ello y se están manteniendo reuniones con periodicidad semanal. "Estamos analizando la simplificación para los ciudadanos, sin renunciar a la defensa de lo que es el derecho de participación ciudadana, el derecho de los ciudadanos a ser consultados", aseguró.

   El dirigente jeltzale denunció en todo este proceso, la "falta de voluntad política" por parte del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, para abordar junto con el lehendakari "un proceso de acuerdo político". Urkullu le reprochó que "niegue" el diálogo político cuando "en el inmediato pasado ha existido entre formaciones políticas".

  "¿Por qué si eso ha sido posible hace ahora escasamente dos años entre determinados partidos políticos no lo es entre el presidente del Gobierno y el lehendakari o no lo es entre el PSOE y el PNV? Esta es la raíz de la cuestión", aseguró.

   El líder del PNV indicó que el PSOE se merece "la tarjeta roja" por su postura ante la Ley de Consulta y calificó, por otra parte, de "muy peligroso" el contenido de la sentencia del TC en relación a la "interpretación de consultas a la ciudadanía" al "equiparlas a referéndums que tuvieran la capacidad de modificación del ordenamiento jurídico".

   ILEGALIZACIONES

   Por otra parte, afirmó que las ilegalizaciones de formaciones políticas como ANV o EHAK "ni beneficia, ni perjudica" al PNV electoralmente, sino que "perjudica a la sociedad vasca, perjudica a la convivencia política en la sociedad vasca".

   "Lo hemos dicho hasta la saciedad, frente a lo que pueda ser la aplicación arbitraria de la Ley de Partidos Políticos... sea por impulso del PSOE, por impulso del PP o por la aplicación arbitraria de la Ley de Partidos por las instancias judiciales, también hay un juego político interesado por parte de eso que se denomina la izquierda abertzale", añadió.

   Urkullu afirmó que no reconoce en el mundo de la izquierda abertzale "ningún interlocutor válido" porque los que ejercían ese papel fueron "menospreciados políticamente en ese intento de representación política que había tenido". "Es una tarea pendiente para el clima necesario de convivencia de normalización política, que ese mundo alce la voz ante quien le tiene secuestrado, que no es otro que ETA", aseguró.

   CANDIDATO A LEHENDAKARI

   Urkullu destacó nuevamente que en el PNV no se ha abierto el proceso para elección de candidato del partido a lehendakari porque existen unos "ritmos" y no son "como Aznar que impone a dedo a Mariano Rajoy, ni Zapatero diciendo quién tiene que ser el candidato a lehendakari por parte del PSE".

   El dirigente jeltzale pidió que se respete el "procedimiento interno" del PNV, por el que, antes de trasladar a la Ejecutiva la apertura del debate sobre el candidato, ven conveniente "sentarse con el lehendakari para saber cómo está, qué balance hace, qué futuro cree que tiene entre manos, para saber si él está con fuerza".

   "Para saber si él está condicionado por el pasado, que lo dije y alguno interpretó que el condicionamiento del pasado era la consulta y no. El condicionamiento del pasado es que hay muchas cosas en el pasado como puede ser una coalición PNV-EA, que no sabemos cómo nos vamos a presentar a las elecciones, cómo puede ser toda una evolución de estos diez años o un clima político determinado. Son tantas cosas que nosotros valoramos con absoluta seriedad, serenidad que entendemos que el morbo que esto genera, pero tenemos nuestros ritmos", añadió.

   Urkullu indicó que, "primero", quiere estar con el lehendakari, con quien dijo mantener una relación "absolutamente fluida, amistosa y cómplice", para trasladarle "estas preguntas antes de empezar el proceso en la propia Ejecutiva nacional y abrirlo luego el proceso al cuerpo del PNV".

   El dirigente jeltzale añadió que le parece "fenomenal" que Ibarretxe haya trasladado que se siente con "energía" porque "eso es señal de capacidad de liderazgo". Urkullu indicó que al PNV no le supone "ningún problema" que el lehendakari tenga "fuerzas" para volver a ser candidato. "Sería una oportunidad también el que pudiéramos tener encima de la mesa la reflexión de fortalezas", añadió.

   Por otra parte, afirmó que no tienen "en la agenda" el debate sobre una posible coalición entre PNV y EA de cara a las próximas elecciones autonómicas. "El lehendakari ha sido candidato en los dos últimos ejercicios de elecciones autonómicas del año 2001 y 2005, un candidato a lehendakari de una coalición electoral PNV-EA, pero esa es una cuestión que tiene que decidir EA, el PNV no tiene ese tema en la agenda porque nosotros no somos los que tenemos una decisión orgánica de no concurrir en coalición con ninguna otra formación política".
 

Etiquetas:ETApnvreferendum ibarreche