Home

Diario YA

La primera vez que Lincoln obtuvo un escaño en el congreso fue en 1847

La secesión americana

José Vicente Rioseco. La primera vez que Lincoln obtuvo un escaño en el congreso fue en 1847. El partido Whig, al que pertenecía le asignó 200 dólares para sus gastos. El devolvió 199,25; solo había comprado un tonel de sidra.

Federico el Grande, el hombre más admirado de Hitler

Los cuatro jinetes

José Vicente Rioseco. Potsdam está a pocos kilómetros de Berlín, hacia el Oeste. Federico el Grande, el hombre más admirado de Hitler construyo allí uno de los palacios más grandiosos de Europa, imitación del palacio de Versalles. Sobre todo en verano, la familia del Káiser Guillermo pasaba allí gran parte de sus vacaciones.

Me asombro cuando gente joven y no demasiado bien preparada se priva de ese margen de duda

Elogio a la duda

José Vicente Rioseco. Tengo que aceptar que tengo muchas dudas sobre lo que es y lo que debiera ser. Me asombro cuando gente joven y no demasiado bien preparada se priva de ese margen de duda, ante los misterios de la vida, que nuestra propia capacidad para dominarla aconseja a los prudentes.

TARDE DE OTOÑO

José Vicente Rioseco. Cuando comienza el otoño, las tardes de lectura son más gratas que las de verano. Esa sensación que hay en verano de poder estar al aire libre, haciendo pequeñas excursiones, o sencillamente viviendo la naturaleza, y que si las pasas leyendo en casa, parece como si perdieses unos momentos de tu vida, esa sensación no ocurre en otoño.

La novela del siglo XIX es novela de personajes

EL PADRINO

José Vicente Rioseco. La novela del siglo XIX es novela de personajes. Desde Dickens a Tolstoy, pasando por Victor Hugo, Dostoyevsky y muchos otros, el lector va conociendo distintas clases de personajes, en distintos ambientes, pero su carácter bien definido. Quizás demasiado definido, en el sentido de que en la realidad el ser humano no adopta la misma postura, aún en condiciones semejantes y no están tan claros los perfiles psíquicos, ni el comportamiento de cada uno de nosotros.

Según la edad, así son los motivos de nuestros asombros

Asombroso

José Vicente Rioseco. Dicen los gerontólogos que la verdadera senectud empieza, no cuando el hombre tiene un número determinado de años, ni siquiera cuando aparecen una serie de síntomas físicos más o menos cuantificables. Esa última etapa de la vida del hombre realmente empieza cuando perdemos, o disminuye francamente nuestra capacidad de asombrarnos, de tener interés por las cosas de la vida.

De los miles de chistes que oído en mi vida, apenas puedo recordar una docena

Molestar, fastidiar y cabrear

José Vicente Rioseco. En las técnicas de estudio se recomienda que para memorizar bien unos temas, unos conceptos, debemos arroparlos con otros recuerdos relacionados con el principal, si queremos que perduren y que luego, ya cuando necesitamos de ellos en la oposición, en la profesión, en la vida podamos recuperarlos limpios y claros.
 

Estamos muy lejos de una democracia ideal, también de muchas de las democracias de Europa y América

El Rey y el confesor

José Vicente Rioseco. Sucedió en Madrid, un 31 de Marzo de 1.578, lunes de Pascua. Uno de los personajes más principales de la corte, el que era secretario de Don Juan de Austria, Juan de Escobedo, es asesinado en las calles de Madrid.