Home

Diario YA

pidió los tradicionales e inexplicables cíen días de venía para mostrarnos un inexistente programa de gobierno

Los 100 días de Sánchez con y contra Franco

Francisco Torres García. El oficio de historiador te enseña que al final casi nunca nada es por casualidad, que los hechos se van encadenando y derivan hacia uno u otro lado en función del acierto o la torpeza en las decisiones de quienes actúan ante ellos. En este sentido, volvamos los ojos hacia lo que está sucediendo en función de ello en la Arcadia feliz y de gente guapa en la que el presidente Sánchez parece levitar, con ese aplomo que le da el contestar a cualquier cosa con largas parrafadas de inanidad.

Casado o el relevo

Francisco Torres García. Recuerdo perfectamente cuando se produjo la sorpresiva victoria de Hernández Mancha frente al aparato del partido, también entonces se publicó que iba a producirse una ruptura. Sin embargo, lo que sucedió fue que las lealtades cambiaron. Después Hernández Mancha, por más que ahora diga otra cosa el próximamente jubilado Arenas -hará bien Casado en jubilar a unos cuantos-, se hundió el solito tras una desastrosa moción de censura que supieron aprovechar sus enemigos internos.

“Estamos en las Termópilas de la historiografía”

Presentación de “Franco Socialista” en Madrid

Redacción. Rotundo estuvo el profesor Luis Togores en la exitosa presentación de “Franco Socialista. La revolución silenciada 1936-1975”, en el impresionante marco del Casino de Madrid: “somos los 300 historiadores que defendemos la verdad en las Termópilas historiográficas, solo que a nosotros no consiguen flanquearnos. Ahí estamos clavados desde hace veinte años y estamos ganando la batalla en el papel impreso”.

Tras referirse a él como “ese edificio”

Casado anuncia que no va a defender la Basílica del Valle de los Caídos

Francisco Torres García. Lleva Pablo Casado unos día concediendo entrevistas, reiterando las píldoras que hasta ahora componen su discurso; repitiendo, en gran medida, las mismas cuidadas frases que fue desgranando en su particular campaña de presentación con el objetivo evidente de que la música sonara bien a los votantes que se han ido del PP, esos 3 o 4 millones de los que habla, y de que la letra fuera tan aparentemente contundente como ideológicamente continuista. Hasta ahora entrevistas amables, estimo que preparadas para repetir lo mismo. Lo único novedoso es que tácticamente parece dispuesto a forzar al PSOE a convocar elecciones cuanto antes.

Cuando los Carmena-boys pasan de los jueces

Francisco Torres García.- Vaya por delante que la izquierda lleva quitando nombres de calles y monumentos desde que empezó a tocar poder hace casi 40 años. Lo ha podido hacer, entre otras razones, merced a una derecha (conformada por AP+UCD=PP) que hace mucho tiempo que compró y asumió como real la tesis de la “superioridad moral de la izquierda” sobre la que ahora pontifican Ignacio Sánchez Cuenca e Íñigo Errejón —¡Casi nada!—; y hasta la derecha adquirió también el timo del primer plazo afanándose en la labor de la desmemoria (cambiar las placas por cosas como aquella de “por la Paz” que ya se considera tan superada como insuficiente).

Hay imágenes que causan asco y vergüenza, rabia e impotencia

Asco y vergüenza tras al ahorcamiento de una Cruz

Francisco Torres. Hay imágenes que causan asco y vergüenza, rabia e impotencia, pero que muestran el grado de misería y cobardía moral, de podredumbre y servilismo, del gobierno y de todos y cada uno de los cargos, desde diputados a concejales, del Partido Popular.