Principal

Diario YA

Syndicate contentRSS
una mujer es obligada por la guardia civil a retirar un rosario del retrovisor del coche cuando se dirigía a oír misa en la basílica del valle de los caídos

"¡Quite el rosario de ahí, es una provocación!"

Redacción Madrid. 25 de noviembre.

Parece que las indagaciones ahora finiquitadas de Garzón no son los únicos excesos que se cometen en España a propósito de la Ley de Memoria Histórica. Si hace unos días era un juez de Valladolid el que ordenaba retirar un crucifijo de un aula, el pasado domingo un agente de la Guardia Civil obligó a una mujer de 70 años a quitar del retrovisor del coche una medida de la Virgen del Pilar y un pequeño rosario de madera, asegurando que "cumplía órdenes" y que ese objeto era "una provocación". De nada sirvió el recordatorio que le hizo la anodadada víctima de este suceso: "Le recuerdo que la Virgen del Pilar es la patrona de la Benemérita". Parece que Mesquida ha trabajado bien y rápido. Diario YA ha contactado con la víctima de la agresión, Carmen Vázquez, de 70 años de edad.

Doña Carmen, ¿cómo ocurrieron los hechos?

“Íbamos en el coche para entrar en la misa del Valle de los Caídos, y en el primer puesto que había de la Guardia Civil al entrar al recinto nos pararon, primero miraron una cinta que llevábamos de la Virgen del Pilar en el retrovisor, de las que están pasadas por el manto, y también llevaba un crucifijo, que no era un crucifijo sino un rosario, con el crucifijo, pequeñito, de madera, que lo llevo desde hace 27 años, desde toda mi vida. Un agente nos dijo en principio, refiriéndose a la medida de la Virgen del Pilar (una cinta con la bandera de España que tiene la misma longitud que la imagen de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza), y nos dijo: "Quite eso", y dijimos: "¿Pero cómo lo vamos a quitar?" Yo fui un poco la que me afrenté, y le dije: "Si esto es una cinta de la Virgen del Pilar, y está pasado por el manto", le dijimos que es la Patrona de la Guardia Civil, ¿cómo lo vamos a quitar? Y nos dijo: "No, no, quítelo". Entonces, yo dije: "No discutamos más, vamos a quitarlo". Y yo lo quité, sintiéndolo con toda mi alma, pero bueno, no quería un enfrentamiento, ni quería una subversión a la Guardia Civil ni nada parecido. Pero claro yo creía que era sólo la cinta. Y de pronto me dijo: "Y eso también". Y le digo: "¿Y qué es eso?" Y me dice: "Eso que tiene ahí colgado". Y le digo: "Eso es un rosario". Y dice: "Sí, quítelo". Y ¿por qué lo voy a quitar?, respondí. Dice: "Porque tiene una cruz". Y ¿qué ocurre con la cruz?, pregunté. Dice: "Porque la cruz es un símbolo de provocación, y tiene que retirarlo, si no, no puede pasar". Digo: "¿Pero cómo es esto? ¡Pero mire usted!" Dice: "No, yo sólo cumplo órdenes, de manera que o lo quita o no pasa. Y si pasa dentro, no lo vuelva a poner porque tendrá problemas". Esto fue lo que me ocurrió.

¿Cómo se sintió usted? 

Yo me sentí fatal, porque yo soy una persona católica, he estado 3 años viviendo en Argelia, y allí los integristas nos perseguían, a los occidentales, españoles, y además los cristianos no nos podíamos manifestar como tales, y yo nunca me quité la cruz, jamás en la vida, porque pensaba que si me quitaba la cruz estaba negando a Cristo, incluso estuve amenazada, me llegaron a escupir, me tiraban piedras, me decían que yo era Satán, no me querían vender nada en el mercado cuando iba a comprar. Aguanté todo aquello con la alegría de no negar a mi Jesús, a mi Dios, con esa valentía que debemos tener los cristianos, dar la cara, y decir: ¿Yo por qué voy a avergonzarme de mi Creador?" Nos llamaban por la noche para decirnos, en árabe, que nos iban a matar. Pero no me quité la cruz. Y sin embargo aquí, delante de la Guardia Civil, en el Valle de los Caídos que es un recinto sagrado, tuve que hacer el ultraje, con toda la pena y el dolor de mi corazón, de bajar ese crucifijo del retrovisor y meterlo en el bolso, cosa que no hubiera hecho nunca de no haber tenido dentro una misa que me estaba esperando, y para mí era sagrado escuchar esa misa.

¿Ustedes le recordaron que la Virgen del Pilar es la patrona del cuerpo?

Por supuesto, le dijimos: "¿A usted no le da vergüenza, siendo Guardia Civil y siendo su patrona, que nos haga quitar la cinta de la Virgen del Pilar?" Que esto no es una bandera de ostentación, que nosotros en absoluto vamos a hacer política ni vamos a hacer nada. Nosotros llevamos siempre nuestra cinta en el vehículo, porque nos protege la Virgen en nuestros viajes, y mientras, rezamos nuestro rosario dentro del coche. Y yo, con una pena inmensa, cuando tuve que esconder el rosario, dije: "Señor, perdónalos porque no saben lo que hacen, perdona a todos los que te persiguen". Y yo rezo por ellos. Y yo los seguiré amando, porque no los voy a odiar nunca, esa es mi obligación como cristiana.

Usted va a poner una denuncia, a título particular. ¿Ha habido algún partido político que se haya puesto en contacto con usted?

Sí, estoy muy agradecida a Alternativa Española, mucho, porque gracias a ellos yo he tenido un respaldo. Pero ha sido de forma casual. Yo agradezco muchísimo que Alternativa Española se haga eco de todas estas cosas y se manifieste para podernos ayudar a todas las personas que nos sentimos indefensas ante estas tropelías, porque esto es un atropello a nuestra intimidad y a los sentimientos más profundos del alma. Yo voy a recurrir a Alternativa Española en los pasos siguientes que tenga que hacer. Yo he hecho una denuncia, la he hecho por mi cuenta, pero Alternativa Española se ha puesto a mi disposición, ha sido casualmente, pero yo se lo agradezco muchísimo porque sé que es un partido que se identifica con todas las personas que creemos en unos valores de nuestra fe y de España.

Recordemos que la ley de la memoria histórica aprobada el pasado año por el Gobierno socialista de Zapatero no se refiere en ningún momento a artículos religiosos, ni prohíbe llevarlos o mostrarlos en el recinto del Valle de los Caídos. El artículo 16 de la Ley 57/2007, de 26 de diciembre, lo que dice textualmente es esto:

Artículo 16. Valle de los Caídos.

1. El Valle de los Caídos se regirá estrictamente por las normas aplicables con carácter general a los lugares de culto y a los cementerios públicos.

2. En ningún lugar del recinto podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la GuerraCivil, de sus protagonistas, o del franquismo.

 

Etiquetas:crucifijofegarzónmemoria históricareligión