Home

Diario YA

por tener como blanco de sus ataques a la Iglesia Católica

¿Por qué las de FEMEN tienen suerte y son realmente afortunadas?

Tomás Salas. Estas señoras que han acosado y abucheado al cardenal Rouco Varela, estas señoras que vociferan y se despechugan en cada ocasión que pueden en defensa de sus postulados feministas tienen suerte,  son realmente afortunadas.

Tienen suerte por tener como blanco de sus ataques a la Iglesia Católica que puede ponerles mala cara, criticarlas o, en todo caso, rezar por ellas; si hubieran elegido otro blanco, seguramente su integridad física estaría en verdadero peligro.

Tienen suerte por vivir en un país democrático (pobre democracia burguesa y neoliberal, tan denostada), donde lo mucho que les puede ocurrir por esto es una multa administrativa - o ni eso. Si estuvieran en un país comunista (ellas que son tan izquierdistas) verían qué precio se paga por estas bromas en Cuba o Corea del Norte. El líder de este último país, Kim Jong-un, ha demostrado sus convicciones feministas asesinando a su  amante por practicar la pornografía. Sin llegar a estos excesos extremos, en los regímenes de Félix Madero o Evo Morales tampoco tendrían muchas facilidades para manifestarse  públicamente.

Tienen suerte, sobre todo, por vivir en una nación de tradición cristiana, que son, con todas sus limitaciones y carencias, donde más se respetan los derechos humanos y donde se pone en práctica la igualdad entre hombres y mujeres. El copyright de la idea de igualdad entre hombres y mujeres, como el de la igualdad en general, lo tiene el Cristianismo, aunque recoge influencias de la cultura greco-latina. En sociedades con otra tradición religiosa  la idea igualitaria (y el sistema democrático que es su cristalización política) se abre paso con gran dificultad. Lean estas señoras la Carta a los Corintios de San Pablo (capítulo 7) donde se expone la relación conyugal en unos términos de igualdad que eran desconocidos para la cultura de este tiempo. Busquen, luego, un texto de un  autor no cristiano contemporáneo que expresa éstas o parecidas ideas.

En resumidas cuentas, estas señoras tienen mucha suerte; una suerte que no sabrán agradecer ni, seguramente, comprender.
 

Etiquetas:FEMEN