Home

Diario YA


 

irán

Ahmadineyad dice que lo que digan "los enemigos" no afectará a la unidad del país

Redacción Madrid. 3 de Octubre.

   El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, manifestó ayer en una reunión con los diputados de las minorías religiosas del país que "las palabras que los enemigos profieren para dividir no repercutirán en las relaciones de la gran familia que es Irán".

   "Irán es una familia y una gran nación, y las minorías religiosas son miembros inseparables de esta gran familia", añadió al tiempo que recordó que dichas minorías "tienen los mismo derechos en el país" porque "todos nosotros somos iraníes, mantenemos relaciones humanas y las minorías religiosas han luchado codo a codo en todas las épocas con los demás iraníes e incluso han dado sus mártires en la senda de la Revolución islámica".

   "Somos una familia y una gran nación; los juegos políticos de los enemigos no tienen ninguna influencia en el comportamiento mutuo de los individuos que conforman este pueblo", insistió en declaraciones recogidas por la agencia IRNA.

   Por su parte, los diputados de las minorías religiosas "encomiaron el trato del Gobierno iraní a dichas minorías y expusieron al presidente sus problemas y necesidades", informa la agencia en su edición digital.

   Las minorías religiosas tienen reservados en la Cámara Baja iraní cinco escaños, uno para los zoroastrianos, dos para los armenios, uno para los asirios y uno para los judíos.

 

Etiquetas:Irán