Home

Diario YA


 

nervios en varios ministros, como bernat soria

Al Gobierno socialista "le pica" la campaña provida de los obispos

Redacción Madrid. 17 de marzo.

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, aseguró este martes que "el camino que sigue la Conferencia Episcopal es un camino distinto del que sigue la sociedad".

En declaraciones a los periodistas tras presentar la Estrategia del Ictus, Soria se refirió así a la campaña de los obispos en la que critican que "la flora y la fauna" tengan una mayor protección que el embrión humano. Para el titular de Sanidad, se trata de una campaña de los obispos "para defender su punto de vista" y "su camino".

A juicio de Soria, "en este momento el debate no es aborto sí o aborto no", una discusión que, según recordó, ya se produjo hace veinte años. "El debate es adaptar la legislación al entorno europeo y dotarnos de unas leyes similares a las de esos países a los que continuamente decimos que queremos parecernos", explicó.

Sobre el manifiesto que este martes presentaban científicos y profesores de varias universidades españolas y extranjeras con el título "Declaración de Madrid", en contra de la nueva ley del aborto por plazos y a favor de la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios, Soria precisó que durante veinte años en España se han dado interrupciones voluntarias del embarazo, "y no me consta que ningún profesional sanitario haya tenido problemas cuando ha objetado". Por ello aseguró que el nuevo texto legal "no va a cuestionar ese punto".

Por su parte, preguntada por la iniciativa de los obispos, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, opinó que "cualquiera puede hacer la campaña que estime conveniente" y recordó la postura en contra de su partido en relación a la nueva regulación del aborto y especialmente en determinados aspectos, como el hecho de que las menores de entre 16 y 18 años puedan abortar sin necesidad de consentimiento paterno. "No tiene ningún sentido que no puedan votar y sí abortar", dijo, recordando que también necesitan autorización para ponerse un piercing.

En conferencia de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, Sáenz de Santamaría opinó que el debate sobre el aborto se ha abierto "frívolamente" por el Gobierno y opinó que la actual ley tenía problemas en su aplicación, pero que se podían haber resuelto. "El aborto no puede concebirse como un anticonceptivo más", remachó.

El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, opinó por su parte que la campaña de la Conferencia Episcopal es "demagógica y extremista".

A su juicio, todo se resume en que la iglesia católica "quiere que las mujeres que tienen que abortar vayan a la cárcel" y recordó que ninguna mujer que acaba con un embarazo "lo hace por gusto".
 

Etiquetas:aborto