Home

Diario YA

Análisis Inteligente de la Realidad

Daniel Ponce Alegre.
Teólogo. Pontificia Academia de CC. Sociales y Políticas.

La Fundadora de la Sociedad Teosófica, Helena Petrovna Blavatsky ( 1831 - 1891 ), Doctora en Filosofía, sostenía como tesis fundamental de su Escuela de Pensamiento, que una Gran Logia Blanca, constituída por maestros de ascesis gnóstica, gobierna el mundo de modo secreto y oculto, y que de forma paralela, una Logia de Hermanos Negros, coordina las actuaciones de cuantos se oponen al Bien.
Esta visión, La Logia Blanca es Mala y la Negra es Buena, se opone completamente a la visión clara y lúcida del Cristianismo pero eso no la hace irreal el hecho fundamental que no debemos perder de vista si queremos considerar de forma integral el análisis políco...
Veamos por qué.
La obra del mal, su análisis y comprensión, no sólonos interesa a las personas sino también a los grupos, ya sean éstos grupos socioculturales o políticos, cristianos o no. El cristiano, para un análisis certero de la realidad evita el dualismo, de raíz orientalista y que influyó en occidente a través del helenismo y su filosofía. Providencia y Antiprovidencia no son dos caras de la misma moneda, ni afirmamos que en todo lo bueno hay algo mano o en lo malo algo bueno. El Mal y el Bien no están en el mismo plano. Dios es infinito y el Diablo finito. Este hecho objetivo, no significa que la lucha presente no vaya adquirir tintes muy dolorosos y cruentos.
En este punto, para un verdadero análisis profundo e inteligente de la realidad debemos conocer cuidadosamente las teorias del complot metafísico, de índole teológica o esotérica, y las teorías del macrocomplot o complotismo, de índole más política, y ver la conexión entre ellas.
Las teorías del macrocomplot nacen en el ámbito de la literatura del Anticristo y su próximo Advenimiento.
Aunque esta literatura tiene su raíz y fuente de riqueza en las Sagradas Escrituras y la Tradición Patrística, se dasarrolla en el Medievo y de manera muy especial tras la Heregía Protestante de raíz judaica y cabalística. A partir del S. XVIII, con el Iluminismo y la Ilustración, y en el contexto de la Revolución Francesa, las teorías del complotismo influirán en el pensamiento teológico y sociopolítico de forma más radical y en muchas ocasiones perniciosa con elementos espiritistas y esotérico-gnósticos, que llevaron a la rápida descristianización de numerosos países europeos, al socialismo marxista o materialista y al comunismo, ambos con un marcado carácter protestante y raíz en el judaísmo materialista o etnicista, y de forma más profunda en rituales cabalísticos, es decir, demoníacos o paganos.
Para mantener esta estructura ideológica, constituída como todas las estructuras de poder en forma piramidal:
Detrás de los líderes políticos y culturales visibles estaría una clase dirigente invisible, constituída por sociedades secretas, entre ellas la masonería, tras ella otras sociedades también secretas de corte satanista o luciferino, y dentro de estas últimas y en la cúspide la misma Sinagoga de Satanás con él a la Cabeza como Anticristo y gestor de toda su red espiritual y material, visible e invisible, religiosa, social, cultural y política.
La Figura del Anticristo, su Persona y Estructura de Poder es la Clave Última de comprensión de la Realidad.
Motivo por el cual, desde este Diario, vamos a publicar una serie de artículos sobre este tema:
El Anticristo.