Home

Diario YA

Archivado el caso Madeleine por falta de pruebas

   De esta forma, tanto Kate y Gerry McCann como el ciudadano inglés Robert Murat, los tres 'argüido' --sospechosos oficiales-- nombrados por la Policía portuguesa a lo largo de estos 14 meses de investigación, se verán libres de cualquier implicación relacionada con la ausencia de Madeleine, vista por última vez pocos días antes de cumplir cuatro años de edad.

   Después de que la Policía entragase sus conclusiones a principios de este mes, el fiscal general del Estado luso, Fernando Pinto Monteiro, consideró en un comunicado que no hay indicios sobre los que seguir nuevas pistas para dar con la pequeña, como tampoco "suficientes pruebas de ningún crimen" cometido por los hasta ahora sospechosos.

   No obstante, el archivo abre una nueva fase, puesto que permitirá a los McCann acceder a la documentación oficial, hasta ahora clasificada, que esperan poner en manos de los detectives privados que contrataron y que podría llevar a una reapertura de la investigación en caso de detectar nuevas evidencias "serias y relevantes", como recogió el propio comunicado de la Fiscalía.

   FIN DE LAS SOSPECHAS

   En este sentido, la pareja de médicos de Rothley mantiene que la pequeña está viva y, por ello, continúa adelante con la campaña 'Find Madeleine', mientras que el tercero de los sospechosos, Robert Murat, ve cómo la retirada del estatus de 'argüido' lo desvincula de un caso en el que se vio implicado a raíz de las suspicacias que su comportamiento despertó en una periodista del tabloide británico 'Sunday Mirror', según ella, similar al de Ian Huntley, famoso en Reino Unido por el asesinato en 2002 de dos alumnas de 10 años de la escuela de Soham en la que trabajaba como conserje.

   Con todo, previamente los tres salieron victoriosos de los procesos judiciales emprendidos contra medios de comunicación de Reino Unido por las informaciones "difamatorias" difundidas sobre ellos y que, en ambos casos, se saldaron con acuerdos económicos, de unos 715.000 euros en el caso de los padres de la pequeña, a pagar por el grupo de comunicación Express Newspaper, y de unos 800.000 en el de Murat, que denunció a hasta once cabeceras.

   Además, no se encontró ningún indicio que probase que el matrimonio de médicos de Leicestershire estuviesen implicados en la muerte accidental o en la desaparición de Madeleine, ya que las pruebas de ADN realizadas a los restos biológicos encontrados en el coche alquilado por la familia finalmente no fueron concluyentes. De igual modo, tampoco se pudo deducir ninguna vinculación del primero de los sospechosos señalados por la Policía.

   NORMALIDAD

   Sin embargo, los tres intentaron pasar la jornada con la máxima normalidad a la espera de confirmación desde Portugal y mientras Robert Murat estuvo con su familia, Gerry McCann acudió al centro hospitalario en el que trabaja como cada día, mientras su mujer se quedó en casa cuidando de los gemelos.

   En este sentido, mientras el primer declarado 'argüido' no prevé intervenir, se espera un comunicado de los McCann a las 19.00 horas (una más en España), después de que el padre de Madeleine regrese del trabajo a las 18.00 y estudie con su equipo de asesores el posicionamiento que la familia quiere adoptar tras el cierre del caso y el levantamiento de la condición de sospechosos.
 

Etiquetas:Caso Madeleine