Home

Diario YA

Beneficios de aprender inglés desde la cuna

A día de hoy resulta casi incomprensible que una persona no sepa al menos dos idiomas, el materno y un segundo idioma que por regla general suele ser el inglés. Esto que hace años suponía la inclusión de un idioma extranjero entre las asignaturas a cursar se ha convertido en la actualidad en un requisito imprescindible para muchas empresas en busca de candidatos, que serán tanto más valorados según el número y nivel de idiomas que conozcan. Sin embargo, la dificultad a la hora de aprender un idioma es directamente proporcional a la edad de la persona que desea aprenderlo, es decir, a mayor edad, mayor dificultad. Por este motivo, son cada vez más el número de guarderías, escuelas infantiles y colegios que ofrecen un aprendizaje bilingüe. “Cada vez son más los padres que optan por la enseñanza bilingüe, ya que muchos de ellos se han tenido que enfrentar al aprendizaje o perfeccionamiento de su segundo idioma de adultos, el fin de incluir a sus hijos en nuestras escuelas es evitarles este duro trago en el futuro” apuntan desde Little Clovers.

Y es que, son muchos los estudios que indican que cuanto más pequeños sean los niños, más fácil les será aprender un segundo idioma. A medida que una persona va creciendo va perdiendo su capacidad de reproducir sonidos, de ahí que a muchos adultos les resulte complicado e incluso imposible reproducir algunos fonemas.

Los beneficios que el bilingüismo lleva asociados son los siguientes:
•    El más evidente es que permite hablar con personas de diferentes países, en el caso del inglés, abrirá las puertas de casi todos los países, dado que se trata de una lengua aceptada a nivel mundial.
•    Permite un mayor desarrollo del control atencional, que se traduce en que la persona/niño bilingüe tiende a quedarse con lo relevante y descartar lo irrelevante. Esto resultará especialmente beneficioso a la hora de enfrentarse a la toma de decisiones.
•    Además, todo bilingüe contará con un cerebro sano debido al grado de ejercicio realizado por el mismo para alcanzar tal fin.

“Ser bilingüe lleva asociado una serie de habilidades, tales como la planificación, atención, memoria, flexibilidad mental y un largo etc. que ayudarán a cualquier niño en su desarrollo tanto personal como profesional” indican desde Little Clovers.