Home

Diario YA

La ONU aprobó ayer el quinto documento contra la priatería marítima

China enviará buques de su Armada a Somalia

Redacción Madrid. 17 de diciembre.

  China está estudiando enviar sus barcos a aguas somalíes para poner fin a los ataques de los piratas en la zona, según informa hoy la prensa oficial china.

   De acuerdo con la agencia Xinhua, el viceministro de Exteriores, He Yafei, confirmó esta opción ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. "China está considerando seriamente enviar en un futuro próximo escoltas junto con sus barcos al Golfo de Adén y las aguas frente a las costas de Somalia", declaró He, según cita la agencia.

   El viceministro también señaló que China está a favor de la colaboración internacional para acabar con los piratas, y apoya los esfuerzos hechos por otros países para enviar buques a la zona.

   A principios de mes un alto cargo militar chino ya adelantó, en declaraciones recogidas por la prensa, que "nadie debería sorprenderse" si Pekín terminaba tomando la iniciativa de enviar buques para defender los barcos chinos.

LA ONU APROBÓ AYER EL QUINTO DOCUMENTO CONTRA LA PIRATERÍA

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer una resolución que autoriza la persecución  terrestre, naval y aérea de los piratas que actúan en el territorio de Somalia, y prevé la creación de un mecanismo internacional para coordinar la lucha en esta materia. Informa RIA Novosti.

 El documento, ya el quinto que el Consejo de Seguridad impulsa para poner cese a la piratería marítima cerca del Cuerno de África, fue avalado de forma unánime en una sesión en la que participaron, entre otros funcionarios de alto rango, los ministros de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña y Rusia, David Miliband y Serguei Lavrov, así como la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice.

 Según las estadísticas de la ONU, se registraron en lo que va del año más de 120 actos de piratería cerca de las costas de Somalia. Operan en esta zona entre 1.000 y 1.500 piratas que disponen de de 60 lanchas y embarcaciones. Secuestraron este año casi 40 buques con más de 600 tripulantes a bordo y cobraron un rescate que, según diversas estimaciones, varía entre 30 y 150 millones de dólares.

 Los países de la UE lanzaron una operación especial, Atalanta, para proteger la navegación en esta parte del Océano Mundial. Los buques de otros países también realizan la misión del patrullaje en estas aguas.

  TRES BUQUES SECUESTRADOS EN LAS ÚLTIMAS 24 HORAS

 La actividad de piratería que mantiene en vilo a los barcos que circulan por las aguas del Golfo de Adén y sus alrededores se cobró ayer tres nuevas víctimas con el secuestro en la costa de Yemen de un remolcador indonesio usado por la petrolera francesa Total, un barco de carga turco y un barco de pesca chino.

   El coordinador del programa de asistencia a marineros del Este africano, Andrew Mwangura, informó de que el remolcador se dirigía a Malasia cuando sufrió el ataque, algo también confirmado por Total. "Ha ocurrido el secuestro de un barco perteneciente a uno de nuestros subcontratistas con el que trabajamos regularmente. Se cree que los rehenes son en su mayoría indonesios", explicó un portavoz de la compañía desde París.

   Por otra parte, los piratas asaltaron un barco de carga de unos 100 metros propiedad a una compañía de navegación con sede en Estambul, según la agencia de noticias Anatolian, que citó a un funcionario naval estadounidense, el teniente Nathan Cristensen. Se trata de "una nave de carga con bandera de Antigua operada por la compañía Isko Marine Shipping de Turquía".

   Posteriormente, Andrew Mwangura, del programa de Salvamento Marítimo del Este de África, informó de que el 'Zhenhua-4', un pesquero con alrededor de 30 chinos a bordo, fue secuestrado unas 50 millas náuticas de las costas yemeníes.

Etiquetas:somaliachina