Home

Diario YA


 

Inteligencia cree que el líder comunista abandonó en octubre el hospital

Corea del Sur y EEUU dan por buenas las informaciones sobre la salud de Kim Jong II

Redacción Madrid. 22 de diciembre.

Los servicios de inteligencia de Estados Unidos y Corea del Sur creen que es probable que los informes emitidos por los medios estatales norcoreanos sobre las apariciones de Kim Jong Il la semana pasada sean reales y que ya se haya recuperado de la apoplejía que padecía, según informó hoy un medio local.

   Tanto las autoridades surcoreanas como las estadounidenses han admitido que creen que Kim, de 66 años de edad, sufrió la afección en agosto, lo que aumentó las especulaciones sobre quién estaba en el poder en el país asiático, única dinastía comunista del continente y que tiene en marcha un programa de armamento nuclear.

   El diario de mayor tirada de Corea del Sur, el 'Chosun Ilbo', publicó las declaraciones de un importante miembro de la inteligencia del país, que afirmó que el reconocimiento aéreo realizado confirmó que el séquito personal de Kim acudió de verdad a los lugares donde se aseguró que estaba el dictador. Sin embargo, otras fuentes de la inteligencia han declarado en los medios locales que el séquito ha estado parado durante meses.

   "Basándonos en esto y considerando otras informaciones, creo que hay bastantes posibilidades de que Kim Jong Il realmente hubiese visitado esos lugares", explicó la fuente consultada.

   Otro representante anónimo de la inteligencia surcoreana aseguró que es muy probable que Kim saliese del hospital en octubre.

   La semana pasada, Corea del Norte publico a diario diferentes imágenes de visitas de Kim a lugares como bases del Ejército o una fábrica de porcelana. Estas noticias no contenían fecha, aunque es algo habitual en las informaciones que respectan al "Querido Líder".

   Sin embargo, algunos detalles permitían colocar temporalmente las imágenes, ya que en dos de ellas, aparecían tras el dictador unas personas consultando una edición digital del diario estatal y se podía apreciar claramente la fecha del 16 de diciembre. En todas las fotografías, el líder vestía una chaqueta gorda, guantes y un gorro de piel, incluso en lugares interiores.

   Hasta el momento, Corea del Norte no ha mostrado ninguna imagen del dictador en sus funciones políticas, ni reuniéndose con ningún otro líder. De hecho, ni siquiera han aparecido imágenes suyas en movimiento, lo que ha aumentado las especulaciones en Corea del Sur de que la apoplejía haya podido mermar sus movimientos corporales.

  

Etiquetas:corea del nortecorea del surEEUU