Home

Diario YA

Descubre en primera persona el trabajo que hace un marinero. Te contamos cómo

El pasado mes de abril, el Gobierno de España aprobaba un real decreto que regula el turismo marinero, con el fin de que los pescadores puedan conseguir ingresos adicionales, y que la población tenga la oportunidad de conocer el trabajo de su día a día.
Ignacio Gandarias, director general de Ordenación Pesquera y Acuicultura, explicaba recientemente que la medida se debe a las necesidades planteadas por el sector y las Comunidades Autónomas para hacer viable esta actividad complementaria a la extracción pesquera.

Si lo tuyo es el mar, no puedes dejar escapar esta oportunidad

Con esta nueva norma, personas que no son profesionales tienen la oportunidad de subirse al barco de un pescador y conocer de cerca su labor extractiva. Se trata de una opción muy bien acogida por el sector, y se espera con ello unos ingresos extras y un mejor conocimiento de las tareas que llevan a cabo.
Mucha gente alquila un velero o un catamarán por ejemplo para recorrer el mar por sí misma, así que hablamos de un sector cada vez más accesible. Pues bien, estas personas, apasionadas del mar, tienen ahora la posibilidad de asistir en primera persona al trabajo que realizan en él los pescadores día tras día, pudiendo valorar mejor que nunca la cultura marinera.

Sin trampa ni cartón: podrás ver lo que hacen los marineros un día cualquiera
Estos barcos no van a cambiar su rutina de trabajo en ningún momento, de manera que los turistas van a conocer cómo se desarrolla una jornada laboral cualquiera. La norma que ha permitido esto era una demanda a la que era necesario responder, dado que algunas regiones habían legislado ya al respecto, tal como recordó Gandarias.
Ahora toca que los gobiernos autonómicos establezcan criterios para incorporar a los turistas, realizar un seguimiento económico de los rendimientos y crear memorias para determinar los posibles beneficios obtenidos con la nueva medida.
Ignacio Gandarias se mostró confiado en que la “pescaturismo” se convierta en un incentivo dentro de la actividad de la pesca, y también para que el turista tenga la posibilidad de conocer este medio de vida; una actividad que día tras día ofrece un producto consumido pero que quizá no es bien conocida en general por la sociedad.

Una medida que puede impactar muy positivamente en el sector
Por su parte, el sector pesquero opina que esto era algo necesario. Así lo cree Basilio Otero, presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, quien espera que esta oferta turística sirva para mejorar sus rentas, sobre todo en aquellos momentos en que las pesquerías no son tan buenas como deberían.
Algunos pescadores están interesándose ya por esta actividad, en la que ven una oportunidad para abrir vías de ingresos nuevas y que hasta ahora no se han explotado. Tal como recuerda Otero, Italia reguló esta actividad hace años ya, y en algunas zonas está siendo verdaderamente rentable. Aquí en España, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares son las autonomías en la que esta práctica estaba ya normalizada.