Principal

Diario YA

Este film presenta a la primera pareja homosexual de Disney Pixar

Disney y la pérdida de la inocencia

Isabel Planas. Le he quitado de la cabeza a mi hija la idea de ir a ver: 'Buscando a Dory'. Este film presenta a la primera pareja homosexual de Disney Pixar, siendo además la lesbiana Ellen DeGeneres la “voz” de la intrépida Dory, según informa Vogue España. Por otra parte, en Bélgica, dos niños de 7 años han protagonizado la primera “boda gay”. Tito Meeus y Otto De Greve se dieron el ‘sí, quiero’ en la capilla del Ayuntamiento de Gante, evento recogido por la prensa y la televisión, y cuyo fin es normalizar la homosexualidad entre los más pequeños.

Mientras tanto, Obama sigue con su imparable política transgénero, que permite que en los colegios, los niños que se sienten “niñas”, puedan acceder a las duchas y vestuarios femeninos. La infancia ha sido el objetivo de toda tiranía. En ella se ha cebado la ideología marxista comunista atea privándola del conocimiento trascendente del Dios que la ama y la quiere pura y libre de toda atadura psicológica, ideológica o perniciosa en cualquier sentido. Ahora, los ideólogos de género han pervertido hasta a las mismas piedras, imponiendo en las escuelas desde la más tierna edad, proposiciones incorrectas que afectan gravemente la comprensión de nuestro ser sexuado y que son un impedimento al desarrollo de su plenitud espiritual, sensorial y afectiva.

Porque la desviación sexual que viene implantándose incluso en los medios de comunicación destinados al público infantil, desvirtúa el propósito de la función reproductora en la pareja humana, única función que para alcanzar su objetivo necesita de un varón y una mujer, si es que quiere darse naturalmente la concepción de un hijo. La aberración de la fecundación artificial está relacionada con las desviaciones del uso de la sexualidad humana.

Sólo Dios sabe por qué, sólo en la entrega entre dos sexos opuestos y complementarios puede darse el amor y la donación total que incluye la fertilidad corporal, espiritual y anímica, haciendo de dos una sola carne para fecundar y propagar nuestra especie sobre la Tierra, creada por Dios para dar al hombre una oportunidad de ganarse el Cielo.

Etiquetas:Disneyhomosexualidad