Home

Diario YA


 

será el partido que obtendrá más votos, pero paradójicamente perderá el poder

El PP ganará y perderá las elecciones

Ramiro Grau Morancho. Abogado,Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. Soy pesimista, lo confieso. Yo veo el vaso medio vacio, en lugar de medio lleno… Y tal vez por esa forma de ver la vida pienso que el PP ganará y perderá las próximas elecciones generales. Es decir, será el partido que obtendrá más votos, pero paradójicamente perderá el poder, a manos de una coalición de partidos de izquierdas o medio pensionistas: PSOE, Podemos, IU (que se apuntan a un bombardeo, con tal de trincar algún cargo), y es posible que hasta Ciudadanos, que sigo sin saber a que juegan.

Desde luego Rajoy no es un caballo ganador, sino más bien un percherón, que es bueno para tirar del carro, pero poco más. De un carro que cada día va a peor, pero eso sí, se sigue derrochando el dinero público con la mayor alegría, pensando sin duda que el que venga detrás, que arree. Sigue sin reformarse la seguridad social, que hace aguas por todas partes; la deuda pública no cesa de incrementarse, pero eso sí, jubilaremos a las policías locales a los 60 años, y pagaremos la parte proporcional de la paga extraordinaria de 2012 a los funcionarios, a ver si así nos votan… ¿Y los parados, jubilados con pensiones miserables, desempleados que cobran subsidios o a los que ya se les ha terminado la prestación, contributiva o asistencial…? Pues esos que se jodan.

El “único” problema es que esos que se van a joder son los que posiblemente van a joder al PP, votando a Podemos, IU, PSOE ó Ciudadanos, contribuyendo así al cambio político. No se puede gobernar de espaldas, o incluso en contra, de la mayoría de los ciudadanos, defendiendo únicamente a los tres millones y medio de empleados públicos, al fin y al cabo unos privilegiados, con la que está cayendo, a las grandes empresas, banca, compañías de seguros, etc., mientras se estruja cada vez más al pequeño contribuyente, sea este asalariado, con unos derechos laborales pronto inexistentes, o profesionales liberales, autónomos, pequeños y medianos empresarios, casi todos con la soga en el cuello… Un gobierno así no tengo nada claro que merezca seguir gobernando España más tiempo, sobre todo cuando ha sido incapaz de perseguir la corrupción. Ha hecho más Manos Limpias por acabar con la corrupción que toda la fiscalía general “del gobierno”, y que el propio PP que ha mirado para otro lado, con tal de no ver nada…

El número de empleados públicos no para de crecer, tanto en la administración central como en las autonómicas y locales, pero eso sí, las oposiciones se han reducido al mínimo. Hoy en día “se entra” de la mano del partido político que manda en la institución correspondiente, con lo cual en lugar de decirle a tu hijo que se matricule en Derecho y estudie, para ser un hombre de provecho el día de mañana (en el supuesto de que los juristas sirvamos para solucionar problemas, en lugar de para crearlos), tienes que decirle que se afilie a las juventudes del PP, del PSOE, de CIUDADANOS, o incluso de a PODEMOS. (Los pongo a todos con mayúsculas, para que no se enfade nadie por “ningunearle”).

Esa pesada losa, de 3.500.000 empleados públicos, más 500.000 políticos que lo primero que han hecho ha sido ponerse el sueldo más alto del organismo en el que mandan, o más bien ejercen de reyezuelos o sátrapas (que en España hay muchos aspirantes a reyes absolutos), y los más de 10.000.000 de jubilados e inválidos permanentes hacen que la población activa sea prácticamente similar a la pasiva. Y esa situación es insostenible, a corto, medio y largo plazo, y no hace falta ser economista, ni siquiera abogado, para verlo y saberlo.

Por no hablar del mayor fraude que ha cometido el PP a sus podríamos decir “electores naturales”, entre los que me incluyo, o, mejor dicho, estaba. Seguir permitiendo el aborto, que ha supuesto el asesinato de unos 400.000 niños, a manos de sus progenitores, con la colaboración de unos sanitarios que han visto en la “liquidación” de seres inocentes un gran negocio económico… ¿Cómo pueden dormir tranquilos, y besar o jugar con sus hijos…?

O la ley de la memoria histórica, o más bien histérica, que solo ha servido para aumentar los enfrentamientos entre los españoles, desuniendo a nuestros pueblos y gentes, tan necesitados de una verdadera reconciliación nacional (más los unos que los otros, dicho sea de paso). Cuestión distinta es que se siga engañando, o pretendiendo engatusar a los ciudadanos, en la firme creencia de que somos tontos del culo.

Y lo peor es que en muchos casos es así. En fin, don Mariano, quien no le conozca que le vote. Ganará usted las elecciones, o mejor dicho, el PP, a pesar de Rajoy, pero previsiblemente perderá el gobierno de España. Es decir, va a ser una victoria pírrica, que no va a servir para nada.

Etiquetas:Ramiro Grau Morancho