Home

Diario YA

ESPAÑA, A LA VANGUARDIA DE EUROPA CON LA NUEVA LEY DEL ABORTO

En esto sí somos los primeros

Redacción Madrid. 14 de mayo. La ministra de Igualdad, Bibiana Aída, ha reiterado en numerosas ocasiones que el propósito del Gobierno era reformar la actual ley del aborto para que España contara con una normativa equiparada con la mayoría de los países de nuestro entorno. Lo cierto es que gran parte de los países de la Unión Europea poseen leyes de plazos muy similares al anteproyecto aprobado hoy por el Consejo de MInistros.
 
Además, en la mayoría el aborto está despenalizado.
 
El país más permisivo en esta materia es Holanda en donde la interrupción del aborto es libre hasta la semana 24. Tras este país, Austria, Portugal, Grecia, Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría o la Republica Checa admiten esta práctica libremente hasta la 12 semanas de gestación. Son Francia, Alemania, Bélgica y Rumanía los países a los que España más se acercaría en caso de que la reforma salga adelante, ya que éstos permiten el aborto libre hasta la semana 14, período que también pretende incorporar el Gobierno español. En Italia se permite hasta los 90 días sin alegar ningún motivo.
 
Por el contrario, en la mayoría de los países europeos que se rigen por plazos la ley permite abortos en tiempos posteriores bajo causas muy específicas, como riesgo para la mujer o para el feto.
 
Tal y como incorpora el anteproyecto de la nueva ley del aborto española, prácticamente todos los países comunitarios en los casos en que se contempla el aborto libre las autoridades sanitarias tienen obligación de informar a las mujeres sobre las consecuencias de su decisión y de advertirlas de las ventajas legales y fiscales, así como de las ayudas con las que contarían si deciden continuar con su maternidad.
 
La actual normativa relativa al aborto en España data de 1985 y sólo despenaliza el aborto en algunos supuestos: violación -hasta las 12 semanas-, malformación fetal -hasta las 22 semanas- y grave riesgo para la salud física o psíquica de la madre -sin plazo máximo-. En esta misma línea se encuentran Reino Unido, Islandia, Polonia y Finlandia.
 

En el lado más extremo se sitúan Malta y Andorra, en donde está totalmente prohibido abortar, o Irlanda en donde únicamente se autoriza la interrupción voluntaria del aborto si hay riesgo de muerte para la madre. 

Etiquetas:aborto