Home

Diario YA

ERC-Sánchez: círculos cuadrados

Luis Losada Pescador

La política es el arte de los imposibles metafísicos. El pacto ERC-Sánchez es un ejemplo de los círculos cuadrados. Un sí, pero no, aunque tal vez, ¿quién sabe?

Veamos. Habrá mesa de negociación entre gobiernos. De igual a igual. No les basta la comisión bilateral. Visualmente eso es bilateralidad real. Eso sí, será pasados 15 días de la investidura. O sea que ERC prepaga.

Sigamos. En la mesa no habrá más límite que el ordenamiento jurídico. O sea que leído así, no habrá referéndum ni autodeterminación. Pero han sido suficientemente finos para añadir el término “democrático”, que siempre suena bien...

Así que en realidad no hay ordenamiento jurídico sino todo lo contrario: visto bueno para obviarlo. ¿Cómo vamos a aceptar que las leyes limiten la voluntad democrática?, ¿ven como ‘si se puede’ hacer círculos cuadrados? Sólo hay un ‘pequeño detalle’. Las leyes son la expresión de la voluntad democrática y la ‘mesa’ no ha sido elegida por nadie ni es institución nacida de las instituciones elegidas democráticamente. Minucias…

Sigamos. En la mesa se habla de “superar la judicialización” para resolver el “conflicto político en Cataluña” y avanzar hacia un nuevo marco jurídico-político. Se lo traduzco: el Uno de Octubre no fue un delito, sino la expresión de un conflicto político, por lo tanto, habrá indultos, se propondrá la independencia y los catalanes podrán votarla. ¡Toma límite del ordenamiento jurídico!

En definitiva, Sánchez ha aceptado todo para lograr la investidura, pero el PSOE ha exigido disfrazar la vergüenza con celofán para que sus barones y bases no se rebelen. Pero como Torra amenaza con convocar catalanas para ‘vender’ su pureza frente a las supuestas ‘rebajas’ de ERC, los de Junqueras traducen el pacto: “es único cambio es la independencia”. ‘Voilá’ el triple salto mortal de la política española.

Lo mismo pasa con las Fuerzas Armadas. La ministra en funciones, Margarita Robles, se comprometió en el Consejo de Personal a subir el sueldo. Pero los uniformados no se lo creen porque en el pacto de investidura no hay más referencia al Ejército que su función social. Más soplar y sorber.

Mientras tanto Podemos acuerda con Sánchez su carta a los Reyes Magos: ingreso mínimo vital, eliminación total de la reforma laboral del PP y regresar a la edad de jubilación a los 65 años. ¡Toma pacto de Toledo!

Ya sólo queda que Bruselas acepte estas cuentas imposibles. Porque sólo la reforma fiscal anunciada producirá 5.654 millones de euros, menos de los 5.838 millones que supondrá el alza del sueldo de los funcionarios y de las pensiones.

El anzuelo del pescador

Montero, anfibia. Podemos apuesta por Mª Jesús Montero como portavoz, en lugar de Calviño. Sin duda hay mucha más sintonía. ¿Es una ministra anfibia entre el PSOE y Podemos?

Otro moscoso. Los funcionarios gozarán de un día más de fiesta en el 2020 para compensar el retraso en la subida de sus sueldos. Más pólvora del Rey.

Los guardias, ‘ahumados’. La Benemérita reclama que Cataluña sea calificada de “zona conflictiva” por sus duras condiciones de trabajo. Más razonable que País Vasco o Navarra. Pero será que no. Máxime tras el desencuentro por su expulsión de Navarra.