Home

Diario YA

El alcalde pone ahora en marcha medidas que algunos pedían desde hace tiempo

Gallardón reacciona con el asesinato de Rosales


Redacción Madrid. 19 de noviembre.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, pedirá a la Delegación de Gobierno que los policías municipales, que doblan en plantilla durante los noches de fin de semana a los efectivos de la Policía Nacional, puedan entrar en las discotecas y locales de ocio para realizar labores de seguridad, y ha ordenado además un informe a los servicios municipales sobre todas las infracciones y tramitación de denuncias presentadas en las diferentes áreas de Gobierno y en la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca contra el Balcón de Rosales.

   Además, pide una reunión con las tres administraciones implicadas -Ayuntamiento, Comunidad de Madrid y Delegación de Gobierno-- así como con los representantes del sector para hablar sobre cómo evitar sucesos como el del pasado sábado, cuando el joven Álvaro Ussía murió tras recibir una paliza por parte de tres porteros de la sala madrileña, y pidió a los empresarios del ocio nocturno "responsabilidad ética" y que no contraten a personal que no tenga las aptitudes psicológicas y la formación adecuada para ejercer esa autoridad.

   Por otra parte, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, el primer edil afirmó que la rescisión de la concesión administrativa que desde los años 60 tenía la empresa Leisure Park, y que fue renovada por el Pleno municipal en el año 2000, para explotar los terrenos del Balcón de Rosales ya se ha hecho efectiva, y que la compañía no interpondrá ninguna alegación. Asimismo, anunció que este local no volverá a tener una licencia para uso de café-espectáculo o discoteca.

 

Etiquetas:caso álvaro ussíalocales de ocioseguridadviolencia callejera