Home

Diario YA

Se calcula que transportaba unos dos millones de barriles de crudo, una cuarta parte de la producción diaria saudí

La carga del petrolero secuestrado vale 100 millones de dólares

Redacción Madrid. 18 de noviembre.

El superpetrolero secuestrado por piratas somalíes con una carga de petróleo valorada en 100 millones de dólares se cree que está anclado frente a las costas de Somalia, según informó hoy la filial naviera del gigante petrolero saudí Aramco y confirmó la Marina estadounidense.

   "Los 25 miembros de la tripulación a bordo se cree que están a salvo", señaló Vela International en un comunicado. "En estos momentos, Vela está a la espera de contacto con los piratas que controlan el barco", añadió la compañía.

   "Podemos confirmar que el barco está anclado en la costa somalí en Haradheere", indicó el teniente Nathan Christensen, portavoz de la Quinta Flota estadounidense. Haradheere se encuentra en el centro de la costa somalí.

   El 'Sirius Star' es el barco más grande secuestrado hasta ahora y fue aprehendido en el océano Indico a 450 millas náuticas del puerto keniano de Mombasa el domingo, en el ataque más arriesgado de los llevados hasta ahora a cabo por los piratas somalíes que operan en la zona y que supone la culminación de su creciente actividad en los últimos años.

   "El último ataque parece obra de somalíes muy brillantes. Cualquiera que describa a (los piratas) como un puñado de criadores de camellos tiene que pensárselo de nuevo", afirmó un experto en Somalia asentado en Kenia. El secuestro se llevó a cabo pese a la presencia de barcos de la OTAN y de la Unión Europea en la zona para proteger las embarcaciones que surcan estas aguas.

   Previamente, Andrew Mwangura, coordinador de la Asociación de Marinos de Africa Oriental, había señalado que creía que el petrolero estaba cerca de la remota localidad costera de Eyl, un bastión de los piratas en la región semiautónoma de Puntlandia. "El mundo nunca ha visto nada como esto (...) los piratas somalíes han conseguido el premio gordo", afirmó Mwangura.

   Mwangura, que estudia desde hace años la piratería en la zona y basa la información en los grupos navieros que operan más la información de los tripulantes y piratas, dijo que cree que un remolcador nigeriano secuestrado sirvió de "buque nodriza" para el secuestro del 15 de noviembre.

   "El superpetrolero estaba cargado hasta arriba, así que probablemente su línea de flotación era baja y no era difícil abordarlo", afirmó, apuntando a que los piratas probablemente emplearon una escalera o una cuerda con nudos para subir a cubierta.

   El 'Sirius', cuyo tamaño es tres veces superior al de un portaaviones, llevaba a bordo unos dos millones de barriles de petróleo, lo que representa una cuarta parte de las exportaciones diarias de crudo de Arabia Saudí. El barco se dirigía hacia Estados Unidos, pasando por el Cabo de Buena Esperanza. A bordo viajaban 25 tripulantes de Croacia, Reino Unido, Filipinas, Polonia y Arabia Saudí.

   Entretanto, el ministro de Exteriores saudí, príncipe Saud al Faisal, consideró hoy que el secuestro del superpetrolero desencadenará una respuesta internacional contra la piratería, a la que comparó con el terrorismo. En este sentido, dijo que Arabia Saudí respaldará la iniciativa europea de incrementar la seguridad en esta zona de África.

   "Esta es una iniciativa a la que nos vamos a unir y también lo harán otros países del mar Rojo", afirmó el ministro saudí en rueda de prensa en Atenas. "Este odioso acto por parte de los piratas, creo que reforzará la resolución de los países del mar Rojo y la comunidad internacional de combatir la piratería", agregó.

   En opinión de Al Faisal, "la piratería es contra todo el mundo, como el terrorismo, es una enfermedad que tiene que ser erradicada".

Los piratas somalíes, en lo que va del año, han atacado a 83 barcos de los que 33 resultaron secuestrados. Hasta la fecha tienen retenidos a 200 tripulantes, informa RIA Novosti. En particular, secuestraron el 25 de septiembre el carguero "Faina", que transportaba, entre otras cosas, 33 carros ucranios T-72. El capitán del buque murió durante el asalto y los piratas exigen un rescate de 8 a 20 millones de dólares, según diversas fuentes, y amenazan con matar a los rehenes si se decide  realizar una operación armada para liberarlos.

 

Etiquetas:somalia