Home

Diario YA


 

anunciaban la candidatura del famoso actor y empresario del espectáculo, Nicolau Breyner

La derecha se une, en esta ocasión: Portugal

José Luis Orella. Hace unas semanas, hablamos en esta misma columna sobre el ejemplo iniciado por Italia, donde diferentes grupos próvida, monárquicos, postfascistas y socialcristianos se habían federado en el Movimiento por la Alianza Nacional. Un proyecto que pretendía reorganizar el fragmentado campo de la derecha italiana, en torno a los principios de la defensa de los valores innegociables, la soberanía  nacional y la justicia social. Pues su ejemplo se está llevando a cabo en el país hermano, Portugal. Ayer los medios lusos anunciaban la candidatura del famoso actor y empresario del espectáculo, Nicolau Breyner, como cabeza de lista independiente de una coalición de diferentes derechas portuguesas.
En este momento, Portugal dispone de un panorama político muy fragmentado en el ámbito de la derecha. En primer lugar, el gobierno está formado por una coalición del PSD (liberal) de pedro Passos Coelho y el CDS-PP (democristiano) de Paulo Portas, ambos integrados en el Partido Popular Europeo. El gobierno se encuentra muy castigado por las fuertes medidas de austeridad dictadas por la autoridad central de la UE. Por el lado contrario, la izquierda ha sido muy activa y ha contado con una fuerte presencia organizativa, con un fuerte partido socialista, pero especialmente los más radicales Bloque de Izquierdas y la Coalición Democrática Unida, que lidera el duro Partido Comunista Portugués. Sin embargo, del mismo modo, que n los demás países, se abre un espacio de reorganización de la derecha, según el CDS-PP ha ido centrándose en su política de apoyo al PSD. En el pasado, Miguel Esteves Cardoso y Paulo Portas compartieron la responsabilidad en la fundación del periódico O Independente, que intentó ser un laboratorio de ideas que renovase la derecha lusa. El primero se presentó a las elecciones europeas sin éxito, y el segundo se convirtió en el líder del grupo democristiano. Siguiendo los parámetros de este campo, se intenta integrar en una coalición a los pequeños grupos afines, que pudiesen recuperar el espacio abandonado de la derecha, unidos electoralmente, pero manteniendo su personalidad política independiente.
El antecedente vino anunciado en las elecciones locales del año pasado, cuando en la capital, Lisboa, se presentó Plataforma de Ciudadanía, que reunió por primera vez al PND, PPM y al PPV. El PND (Partido Nova Democracia) procede de una escisión conservadora del CDS-PP, que encabezó Manuel Monteiro, y dispone de representación en la isla de Madeira. El otro socio es el histórico PPM (Partido Popular Monárquico) de Paulo Estevao, con representación en las Azores, y que reúne el apoyo de los defensores de la restauración monárquica en la figura de los Braganza, depuestos sangrientamente en 1910. Por último, el PPV (Partido por la Vida) de Luis Bothelo Ribeiro, es la formación más reciente, surgida de la plasmación en política del activismo social en defensa de la familia y de la vida. Quedaría fuera el PNR (Partido Nacional Renovador) defensor de los principios de la nueva derecha, con contactos con el Frente nacional francés, y que presenta de nuevo al profesor Humberto Nuno de Oliveira.
 

Etiquetas:Alternativa EspañolaVOX