Principal

Diario YA

 

La evolución de oficio de la cerrajería desde la forja hasta la domótica

Los oficios tradicionales como la cerrajería se establecieron de forma más o menos permanente en la Edad Media. Gremios con antigüedad que imprimieron un sello de orgullo sobre su trabajo.

Los cerrajeros nacieron como una especialización del trabajo del hierro. Se trataba de un trabajo igual que otros con el metal para un fin muy determinado. La especialización en candados, cerrojos y cerraduras fue abriéndose camino a medida que las casas ganaban en prestaciones y robustez.

Un origen lejano que ha dejado marca

La calidad de las puertas y la misma edificación de la que formaban parte requerían de nuevas necesidades de seguridad. Las llaves fueron disminuyendo en tamaño y añadiendo dificultades a su réplica ilegítima sin unas medidas tomadas directamente del original.

Los cerrajeros aseguran la propiedad de sus clientes con elementos que impiden acceder a espacios reservados. El servicio es esencialmente ese aunque se consiga con medios que guardan un gran parecido con los tradicionales.

La introducción de la tecnología en este medio va a conseguir desprender este oficio de los artilugios artesanales más comunes como el estuche de ganzúas, aunque deban mantenerse para atender a los sistemas mayoritarios ya que la gran mayoría de la sociedad no dará el paso de avanzar tecnológicamente en este sentido hasta un tiempo prudencial.

Servicios especializados de cerrajería en cada ciudad

En una ciudad histórica como Salamanca los servicios de cerrajería son establecimientos en muchos casos el resultado de una larga evolución. Aún guarda viejos trabajos en las muchas puertas antiguas de la ciudad.

Los cerrajeros de Salamanca deben atender las necesidades actuales. Las que derivan de su historia quedan como un recuerdo vivo de la evolución constante de sus creaciones.

Con solo escribir en el buscador cerrajeros Gandia aparece una lista de profesionales del sector. Son los que desarrollan su actividad en esta bonita localidad valenciana. El crecimiento urbano de la pequeña ciudad de Gandía propicia un aumento de la demanda de esta clase de servicios de cerrajería. Desde la duplicación de llaves hasta la peritación técnica en tribunales son funciones de estos servicios extendidos por pequeñas ciudades pueblos y villas.

En una ciudad ya más grande lo mismo sirve para cerrajero Alicante obteniendo de esta forma a los mejores profesionales alicantinos para este fin tan imprescindible en una zona urbana tan orientada al turismo y con un nivel de vida tan activo.

Y si en turismo Alicante tiene un buen fundamento económico este tipo de sectores, en Benidorm es su verdadera razón de ser: cerrajeros Benidorm 24 horas activo para que el cliente pueda hacer una llamada de auxilio habitual cuando un problema surge o una necesidad acucia para reafirmar la propiedad sobre un espacio.

Como verdadero servicio público los cerrajeros atienden las 24 horas urgencias sobre una dificultad sobrevenida para acceder a una propiedad. El personal técnico y los medios para vencer cualquier dificultad de este tipo son un recurso al que se acude de forma accidental pero con un gran efecto entorpecedor. Hasta pueden representar un riesgo por comprometer la salud o seguridad de las personas por otro factor añadido.

El peso de la construcción en este sector es grande y la demanda de vivienda nueva sobre todo es el gran mercado donde obtiene sus mejores resultados. Es en este espacio de su clientela donde se ensayan los nuevos sistemas de seguridad. Son más integrados y llevan la tecnología como elemento distintivo para prestar el mejor servicio.

La cerrajería se renueva cada día al aportar soluciones muy satisfactorias para asegurar posesiones en cajas de caudales y garantizar la seguridad en los centros de trabajo, en el hogar y en las propiedades inmobiliarias delimitadas por un sistema de control de acceso.