Home

Diario YA


 

La importancia del embalaje para proteger los envíos y traslados

La distribución y venta de productos por Internet no es ni mucho menos algo nuevo, es un modelo de negocio que lleva años en auge y que por motivos de sobra conocidos véase la pandemia, se está consolidando como una forma de venta segura y cómoda.
La clave reside en que el cliente final reciba en su domicilio un producto en perfectas condiciones por lo que se hace necesario contar con un empaquetado profesional que disponga de un buen relleno y protección de embalaje para evitar sorpresas desagradables.
Así pues, el continente cobra tanta importancia como el contenido en tanto en cuanto debe garantizar la integridad del producto, por lo que podemos encontrar diversos tipos de cajas de embalaje que se adaptan a las diferentes formas y tamaños de estos productos.
Pero como bien nos informan desde cajadecarton.es, un portal web especializado en el packaging para empresas, es de vital importancia combinar el tipo de caja necesario con el material de embalaje de protección interior, de tal forma que el objeto en cuestión quede bien envuelto y aislado.

Material de relleno
Podemos decir que el material de relleno es la primera capa de protección con la que se deben envolver los productos a enviar. Para ello contamos principalmente con cuatro materiales que combinados correctamente ayudarán a minimizar cualquier posible daño.

Plástico de burbujas
Se trata de una solución especialmente indicada para embalar los productos más frágiles evitando que se produzcan arañazos. Además, el plástico de burbujas es un material ligero y flexible que está disponible en bolsas de distintos tamaños que facilitan el embalaje.

Espuma Foam
Otro excelente protector contra los golpes es la espuma de foam, un material de embalaje que tiene la ventaja de adaptarse muy bien a cualquier forma siendo un buen aislante contra las humedades.

Cartón corrugado
También conocido como cartón ondulado es otro material de relleno y protección de embalaje que en este caso nos va a aportar cierta rigidez, de tal forma que el objeto empaquetado quede bien ajustado en el interior de la caja.

Chip de embalaje
En este caso es una solución para evitar que haya zonas vacías en el interior de la caja que puedan hundirse y afectar al contenido. Son pequeñas piezas de polietileno expandido en forma de S, un material suave ultraligero que no deja marcas.

Cajas de embalaje
Lo principal a la hora de elegir una caja de embalaje es por un lado dar con el tamaño adecuado para cada producto y por otro lado tener en cuenta para qué tipo de producto se necesita. Así pues, existen cajas específicas para alimentación, ropa, libros, electrodomésticos, etcétera que ayudarán tanto a la protección de los envíos como al almacenaje.
Por último, hay que mencionar otros elementos como las cintas adhesivas imprescindibles para un buen sellado, así como las etiquetas adhesivas y el packing list de gran ayuda en la gestión de los envíos.
Por lo tanto, podemos decir que los comercios online no deben descuidar el empaquetado de sus productos utilizando el relleno y protección de embalaje necesarios además de la caja de cartón óptima para cada caso, manteniendo el contenido a salvo durante el traslado para mayor tranquilidad del cliente final.