Home

Diario YA

Las nuevas tendencias en sistemas de climatización

Los sistemas de climatización son una parte crucial en la edificación, con ellos es posible mantener temperaturas confortables en el interior sin importar cuál sea la del exterior.
Estos sistemas constan de una serie de procesos que por medio de combustible fósil o energía eléctrica logran calentar o enfriar agua o aire, y los hacen circular por tuberías. Debido a que la eficiencia energética de estos equipos se ha convertido en un factor determinante, ahora es de suma importancia conocer más sobre estos si se busca recortar gastos.

La importancia de un buen sistema de climatización en el hogar o empresa
Bien sea en el hogar o en la empresa, el control de la temperatura y del agua puede significar un buen funcionamiento de las instalaciones y una gran comodidad. Pero siempre llega el momento en el que se debe hacer una revisión de todo el sistema, en especial si se sospecha de la existencia de opciones más eficientes y sostenibles. Aunque existan diferentes tipos de sistemas de climatización y calefacción, siempre es mejor considerar la opción más eficiente.
Algunos fabricantes de sistemas de climatización ofrecen opciones diseñadas para ambientes específicos, para facilitar la selección ante tantas opciones y diseños. El sistema más recomendable para espacios cerrados es la bomba de calor inverter, aunque siempre se debe evaluar con un experto si es posible implementar otra opción.

Cómo escoger un sistema de climatización
Para encontrar un sistema de climatización que se ajuste a las necesidades, y que al mismo tiempo sea eficiente a nivel energético, se deben considerar varios aspectos, entre ellos su enfoque de uso. Cuando se dispone de una unidad de climatización es fácil pensar que esta funcionará de manera casi ininterrumpida, pero en lugar de ello lo que se busca es que con la menor cantidad de ejecuciones el sistema pueda climatizar el ambiente sin sobrepasar una cuota de espacio y energía. Es por eso que se deben considerar dos opciones entre los tipos de sistemas de climatización a utilizar, el VRV y el VRF.

¿Qué es el sistema de climatización VRV?
El sistema de climatización VRV o Volumen de Refrigerante Variable, supone una de las opciones más recomendables para uso doméstico, debido que el sistema consta de dos o tres tuberías que comunican a dos unidades con una unidad externa que controla la temperatura y el flujo de fluido a usar. Este sistema supone mayor complejidad en funcionamiento, pero reduce considerablemente los gastos en tuberías y equipos en comparación con otros. La característica más significativa es que tiene la capacidad de variar el flujo de refrigerante a cada sección, por lo que hace posible aprovechar de forma mucho más eficiente el cambio de temperatura.

El sistema VRV ofrece muchos beneficios de los que se pueden resaltar:
Ahorro energético.
Tecnología Inverter.
Bajo coste de mantenimiento.
Fácil instalación.
Posibilidad de independizar áreas de climatización.

¿Qué es el sistema de climatización VRF?
A diferencia del sistema VRV, el Volumen de Refrigerante Fijo mantiene un flujo constante según lo necesiten las demás unidades remotas. Este sistema suele ser instalado en edificios para ser surtido por múltiples unidades fancoils. Es comparable en funcionamiento al de las unidades Split, solo que usan fluidos como recurso para refrigeración y calentamiento.
No obstante, debido a la similitud de mecanismos de funcionamiento es posible encontrar unidades híbridas, mucho más eficientes para climatizar grandes espacios, un ejemplo sería una bomba de calor.

Las novedades en estos sistemas
Un recurso que siempre ha predominado en las unidades Split y bombas de calor es la posibilidad de operar de manera remota, por lo que la nueva gama de sistemas de climatización incorpora funciones de control avanzadas que pueden ser administradas desde la comodidad del smartphone. Al mismo tiempo, son fabricadas con unas dimensiones mucho más reducidas.
Esta tecnología ha sido implementada en las unidades  inverter para mayor control y soporte de mantenimiento, así como también con herramientas de análisis de funcionamiento que puedan ofrecer detalles en el nivel de consumo energético y rendimiento de manera semanal. Algo muy valioso si se pretende instalar una unidad en una oficina o negocio.