Home

Diario YA


 

Barack Obama indica que sus retribuciones no podrán superar los 500.000 dólares anuales

Limitados los sueldos de los directivos de las entidades rescatadas en EEUU

Redacción Madrid. 4 de febrero. El presidente de EEUU, Barack Obama, indicó hoy que los ejecutivos de aquellas entidades que se vean forzadas a recurrir a fondos públicos verán limitadas sus retribuciones anuales a 500.000 dólares (389.261 euros).

   En concreto, el presidente de EEUU anunció que los máximos ejecutivos de aquellas entidades que reciban "ayuda extraordinaria" por parte de los contribuyentes verán limitadas sus compensaciones a 500.000 dólares, y si percibieran alguna retribución adicional será en forma de acciones que no podrán ser cobradas hasta que los contribuyentes hayan visto devuelta su ayuda.

   "Creemos que el éxito debe ser recompensado", afirmó Obama, quien subrayó que "lo que irrita a los ciudadanos, y con todo el derecho, es que los ejecutivos sean recompensados por fracasar, especialmente cuando esas recompensas son financiadas por los contribuyentes".

   En este sentido, la estrategia de la Casa Blanca pretende vincular las retribuciones de los ejecutivos con la gestión de riesgos de las entidades y su crecimiento a largo plazo, al mismo tiempo que establecerá restricciones para los blindajes de los contratos de estos directivos, denominados 'paracaídas dorados'.

   "Para los máximos ejecutivos el atribuirse a sí mismos este tipo de compensaciones en medio de esta crisis económica, no sólo es de mal gusto, sino que es una mala estrategia, y no lo toleraré como presidente", añadió.

   IRLANDA PUEDE SECUNDAR LA MEDIDA

   El recorte de las retribuciones de los máximos directivos de las entidades que reciben respaldo público propuesto por Obama también tiene su reflejo en el Viejo Continente, puesto que el primer ministro irlanés, Brian Cowen, ha propuesto que los máximos responsables de los dos mayores bancos irlandeses deben asumir un acusado recorte de sus emolumentos en respuesta a la ayuda del Estado.

   De este modo, los ejecutivos recientemente designados para dirigir Bank of Ireland y Allied Irish Banks, que han recibido miles de millones en fondos públicos, deberían asumir un recorte de alrededor del 25% en sus remuneraciones, señaló Cowen.

 

Etiquetas:crisisEEUUObama