Principal

Diario YA

ONU: no, 3ª GM: sí

Colectivo Alborán La semana pasada, con el Ejército Nacional de Siria, en plena explotación del éxito alcanzado con la ayuda de Rusia frente al conglomerado de “rebeldes” apoyados por Estados Unidos y la mayoría de los países de la OTAN, junto con Israel, Turquía, Arabia Saudita, Jordania y los Emiratos del Golfo Pérsico, fue acusado de usar armas químicas. El martes día 4, tras un ataque de la aviación siria a posiciones rebeldes en Khan Sheikhoun (ó Jan Sheijun, en la provincia de Iblid, al NO. de Alepo y en la proximidad de Turquía), se constató que unas 80 personas habían muerto y cerca de 600 sufrían síntomas de haber sido gaseadas.

Inmediatamente los “rebeldes” y sus aliados lanzaron la acusación contra Sira. Una precisión antes de seguir, cuando decimos que esas naciones apoyan a los terroristas de Daesh lo hacemos con conocimiento de múltiples extremos, como por ejemplo que tras la liberación de Alepo el Ejército Nacional Sirio encontró militares extranjeros colaborando con ellos en sus cuarteles generales (http://www.voltairenet.org/article194620.html).

Retomando el “ataque químico”, lo primero que hay que constatar es la incongruencia que supondría para Siria el usar armas químicas, cuando ya hace más de tres años estuvo a punto de ser atacada por EE.UU. a consecuencia de una acusación similar (no demostrada, por cierto, antes al contrario, como así lo reconoció incluso la ONU), situación que se resolvió por la iniciativa Rusa de impulsar a Siria a destruir sus arsenales. Pero, además, una vez recuperado Alepo en diciembre pasado y en plena ofensiva tanto al Norte, acorralando a los islamistas contra la frontera turca, como hacia el Este, carece por completo de sentido el que el presidente sirio Bashar al-Assad cometa una locura tan innecesaria y peligrosa como esa. ¿No es más lógico pensar que se ha repetido el manido esquema de un ataque de falsa bandera para desencadenar una respuesta militar norteamericana? O, como dice Rusia, ¿no será que alguna de las bombas convencionales impactó en un depósito de armas químicas de los rebeldes?

Porque está claro que a quien beneficia el “incidente” es única y exclusivamente a ellos y a sus aliados. Y, por cierto, si Siria tenía armas químicas en 2013 era, sin duda, porque Israel, su secular enemigo, también las tiene y no solo tiene numerosas armas nucleares. Y esto no es un juicio aventurado: en 1992 un avión judío se estrelló en Amsterdam y, como consecuencia de ello, se descubrió que llevaba componentes básicos para la fabricación de gas Sarín (190 litros de DMPP), importados precisamente de EE.UU. (http://www.matrixfiles.com/CB/el-al-crash-exposes-israels-chemical-weapo...).

Así, como lo han leído. Volviendo al incidente de Iblid, Estados Unidos, basándose únicamente en las informaciones, alguien duda que interesadas, de los rebeldes y sus organizaciones de apoyo, y sin esperar que se hiciera una investigación neutral ni la autorización de Naciones Unidas, el jueves pasado lanzó 59 misiles crucero (por un valor de 85’55 millones $; 34 fueron interceptados por las defensas sirias y rusas, ver http://www.presstv.ir/DetailFr/2017/04/09/517371/Frappe-US--les-S400-ont... y https://www.youtube.com/watch?v=0CKAC_omShM) contra la base aérea siria de Shayrat (Homs). Casualmente, y solo casualmente, el ataque coincidió con una contraofensiva rebelde en la zona. Los misiles fueron lanzados desde los destructores USS Porter y USS Ross, ambos con base en Rota, incluidos en un despliegue naval useño en el que se incluyen dos fragatas españolas.

No es la primera vez que barcos norteamericanos basados en Rota se ven envueltos en estos lanzamientos: en su momento la prensa recogió que el 3 de septiembre de 2013 fueron lanzados dos misiles contra Damasco desde las proximidades de la Base de Rota, misiles que fueron neutralizados por Rusia. En este sentido hay que recordar que España tiene desplegados misiles antiaéreos Patriot en Turquía, que la orden de derribo del caza ruso (en 2015) por parte de esta nación se autorizó en Torrejón, que hemos desplegado blindados en las proximidades de la frontera Noreste rusa y, no lo olvidemos, un soldado español murió por un dispara israelí en el Líbano hace muy poco tiempo (2015).

Todo un conjunto de riesgos a considerar. ¿Qué está pasando en Siria? Nos preguntamos con la Hermana Guadalupe (https://infovaticana.com/2017/04/07/esta-pasando-siria-responde-la-herma...). La Hermana Guadalupe -Jimena Rodrigo en el mundo-, argentina del Instituto Verbo Encarnado, lleva en Alepo desde antes del comienzo de la guerra y es una de las mejores católicas consagradas, sino la mejor, con una catequesis y un vivir la fé que impresiona a quienes la oyen -véase múltiples conferencias y charlas en la red (http://www.parroquiavisitacion.org/hermana-guadalupe/).

Pues bien, desde un conocimiento directo y profundo, dice, además de constatar la persecución a los cristianos aparejada con las Primaveras Árabes: “Es intolerable y vergonzoso … ¿a eso llaman `justicia´? ¿Es posible que en pleno siglo XXI, en el que tanto se alardea del ejercicio de la democracia, se tomen decisiones impulsivas y unilaterales que acaban con la vida de más personas inocentes? …

Las acusaciones contra el gobierno sirio se fundan en gran parte en la información proveniente de los mismos grupos rebeldes, como el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que tiene su base de operaciones en Coventry, en Reino Unido, y que está compuesto por una sola persona… O videos realizados por partidarios de los grupos terroristas como al Qaeda (como se vio en la liberación de Alepo). O de los Cascos Blancos, que está probado que hacen videos montaje, y se los ha visto en ejecuciones de soldados del ejército sirio e incluso unidos a una turba que linchaba a los `cerdos´ del ejército. Ya nos ha mostrado la historia, que el `uso de armas químicas´ es una acusación inconsistente inventada para justificar los propios intereses. Es la excusa ideal para convencer a la opinión pública. Sucedió en Irak. Y lo hemos visto también en Siria”.

Las Primaveras Árabes y la 3ª Guerra Mundial. Recordemos que tras las confusas “primaveras árabes”, iniciadas en 2010 (Wesly Clark, ex-comandante supremo de la OTAN, en 2007 dijo públicamente que habían sido programadas en 2001 por el Pentágono), casi lo único medianamente claro es que Israel se ha quedado sin enemigos musulmanes. Solo queda Irán (que ahora es ¿aliado? de EE.UU.), pues el resto son las prácticamente aliadas monarquías wahabistas-suníes (Arabia Saudí y Emiratos), o son estados supeditados a los norteamericanos (Marruecos, Jordania, Paquistán), o están destrozados y en guerras “civiles”.

El Daesh suní-wahabista está directamente promovido por Arabia Saudí y los Emiratos, impulsores también de esa cismática corriente del Islam, aunque Israel, Estados Unidos, Inglaterra, Francia y otras naciones europeas les apoyen en la práctica. Los autodenominados representantes de la comunidad internacional, ante el silencio casi permanente de la ONU y la mayoría de las autoridades religiosas, y por encima de “maquillados” bombardeos aéreos, son quienes suministran armas al “califato” y le compran el petróleo que exporta a través de una Turquía islamista-suní (que también da armas y otros apoyos), como ha demostrado Rusia.

Israel no falta a la fiesta y lo menos que se puede decir es que públicamente cura en sus hospitales a los que luchan contra Siria. Por supuesto, nada de hablar de boicot económico al “califato”, cosa que sí hacen con una Rusia sorprendente y valientemente enemiga de la homosexualidad y el aborto. Por cierto, solo Rusia y Sudáfrica han ayudado militarmente a Nigeria frente a las guerrillas islamistas de Boko Haram. Por supuesto, los gobernantes de las naciones sajonas que dirigen el mundo, de la mano de las oligarquías económicas instaladas en ellas, de las que la privada Reserva Federal estadounidense es un claro exponente de su poder, tienen muy claros sus objetivos: apuntalar la comatosa economía norteamericana, acaparar la mayor parte de los combustibles fósiles, cercar a Rusia, vetar la influencia de China y, en conjunto, propiciar un cambio mundial en el que, salvo ellos, todos pierdan.

Las crisis actuales, en las que claramente se ve que el mundial sometimiento al dinero promovido por el Nuevo Orden Mundial (NOM), tiene mucho que ver con la destrucción del orden cristiano e incluso del mero orden, y acabamos de asistir a la puntilla de la ONU por parte de Estados Unidos, creando un caos propicio (dívide et ímpera) para uno nuevo en manos de los mismos de siempre. En resumen, y como ya dijimos anteriormente, todo apunta a que verdaderamente un Nuevo Orden Mundial se está preparando para imponerse, tras una guerra o guerras de grandes dimensiones y distintas facetas, sobre las ruinas del ordenamiento hasta ahora conocido, algo que para muchos, mal que a otros les pese y se nieguen a considerar, cuadra con revelaciones, profecías, e incluso las controvertidas cartas de Pike a Mazzini.

Colectivo Alborán[*]. [*] ‘Alborán’ lo forma un grupo de altos mandos del Ejército español, retirados y en activo, que cuentan con una cualificada experiencia militar y una notable preparación académica. A todos ellos les une un denominador común: el amor a España y la preocupación ante los acontecimientos que vive nuestra nación.

Etiquetas:AlboranColectivo Alborán