Home

Diario YA


 

Pagos por Internet con tarjeta de crédito

El gran incremento del uso de Internet en la vida diaria, la consolidación de las nuevas tecnologías y sobre todo, la penetración de los dispositivos móviles, han cambiado radicalmente la forma en que operamos con nuestros bancos.

Hoy compramos, vendemos y realizamos nuestros pagos a través de Internet. El dinero en efectivo dio paso a nuevos método de pago como las tarjetas de créditos que, gracias a su comodidad, agilidad y seguridad, aportan beneficios en muchos aspectos.  

¿Qué son las tarjetas de crédito?
Las tarjetas de crédito son medios para financiar pagos, son emitidas por entidades financieras o por un comercio en particular y permiten pagar por productos o servicios sin tener dinero en efectivo. Son el medio de pago más aceptado para efectuar compras por Internet o en cualquier establecimiento.

¿Cuál es la diferencia con las tarjetas de débito?
Hoy, casi todos los comercios aceptan pagos tanto con tarjetas de débito como de crédito, y la decisión de qué tarjeta es más conveniente utilizar es tu responsabilidad como titular. Por ejemplo, si vas a realizar la compra de un electrodoméstico para el hogar, es posible que necesites financiarlo y pagarlo en cuotas para que no ingreses el gasto entero en tu cuenta en una sola cuota.
En cambio, si vas a comprar productos más económicos, realizar pagos online o depósitos en sitios web como de juegos online, es más conveniente utilizar tarjetas de débito. ¿Por qué? Porque las tarjetas de débito siempre están asociadas al saldo disponible en la cuenta corriente del titular, y el gasto se muestra reflejado casi de forma instantánea. Un ejemplo para entender el uso de tarjetas de débito aquí en España, es la creciente popularidad de los casinos online con tarjeta de débito, que son mucho más seguros y brindan un control mayor sobre los gastos a los jugadores haciendo más difícil la posibilidad de contraer deudas con el banco. Lo que pocos saben es que, hoy en día, las transacciones tanto con tarjetas de crédito como con tarjetas de débito son muy rápidas y las comisiones bajas.
Otro de los métodos de pago mundialmente conocidos, y que vienen a romper un poco con la dicotomía de las tarjetas de crédito y de débito, son las billeteras virtuales que colocan la protección de datos como prioridad. Siguiendo el ejemplo anterior, el caso de los casinos PayPal es muy interesante, también, para ver cómo aquellos establecimientos que aceptan ese tipo de pagos son los que llevan la delantera. Son los más buscados entre las distintas opciones disponibles, principalmente porque PayPal es el más conocido y masivo método de pago instantáneo en el mundo.
En síntesis, si la posibilidad de financiación es tu prioridad, las tarjetas de crédito son el mejor método de pago para ti, ya que tienen como función principal el aplazamiento del pago de las compras, tal como su nombre lo indica. Por este motivo, es importante conocer las condiciones de las tarjetas como, por ejemplo, el tipo de interés y los modos de pago disponibles, sus límites de crédito, sus plazos, cantidad de cuotas y pagos mínimos.

Modalidades de pago
El beneficio de las tarjetas de crédito en relación a las tarjetas de débito es que puedes elegir entre diferentes modalidades de pago.

●    Pago mensual por la totalidad

Es la modalidad más tradicional y sencilla, donde todos los gastos realizados durante el mes se pagan con cargo a la cuenta el primer día del mes posterior. Todos los meses, el titular de la tarjeta de crédito recibirá un extracto con las operaciones realizadas en el período anterior.

Si el titular tiene suficiente dinero para pagar todo el saldo, podrá liquidar la deuda, de lo contrario deberá pagar intereses el próximo mes.

●    Pago aplazado

Esta modalidad es también llamada cuota flexible o revolving, y permite al titular de la cuenta financiar sus compras y gastos de acuerdo a sus necesidades. Con las tarjetas de crédito es posible elegir cuánto queremos pagar cada mes y aplazar el pago mediante una cuota, fija o flexible, como si se tratara de la amortización de un préstamo.

Es muy importante controlar el crecimiento de la deuda que se acumula en cada liquidación ya que debido a los intereses que esto genera podría crecer de forma exponencial.
Ventajas y desventajas del uso de tarjetas de crédito
Muchas de las tarjetas de crédito que actualmente ofrecen los bancos vienen asociadas a una serie de beneficios muy interesantes. Sin embargo, también es importante tener en cuenta las dificultades asociadas al pago con tarjeta de crédito. Veamos.

Las ventajas

●    Son cómodas y seguras para realizar pagos por Internet, aunque siempre es importante buscar portales seguros.
●    Permiten comprar en el momento un producto o servicio y pagarlo después, con dinero que sabremos que tendremos después.
●    Hay tarjetas que ofrecen descuentos por cargar en gasolineras específicas o también, devuelven a la cuenta un porcentaje del importe de las compras realizadas con la tarjeta.
●    Algunas tarjetas tienen un programa de puntos con el que el usuario puede canjear por descuentos o productos de su interés.
●    Ciertas tarjetas, además, están vinculadas con la contratación de un seguro, como por ejemplo, un seguro de viaje, por robo, accidentes, o por el uso fraudulento de la tarjeta, caso en el que pueden llegar a cubrir el dinero que se haya gastado por la duplicación de la misma.

Las desventajas

●    El límite de crédito de las tarjetas es una de las desventajas de utilizarlas y depende del tipo de cuenta que el usuario pueda tener según su nivel adquisitivo y su capacidad de pago como titular.
●    La mayoría de las tarjetas de crédito exigen el pago de comisiones y tienen gastos de mantenimiento mensuales.
●    En caso de no llegar a pagar el saldo deudor de cada mes, se generará un interés altísimo en la cuenta.
●    Cuando no vemos el dinero restarse inmediatamente de nuestra cuenta bancaria, es más difícil llevar la cuenta del número concreto de cuánto hemos gastado. Es decir, es fácil gastar el dinero que no se tiene y que no podemos ver y por eso, es importante no endeudarse en exceso.

¿Cuáles son los riesgos de utilizar una tarjeta de crédito?
Es cierto que las tarjetas de crédito son seguras y que se ha invertido mucho dinero en los últimos años en el desarrollo de tecnología para que así sea. Sin embargo, también se han especializados los modelos de fraude y amenazas a la seguridad, por lo que es imprescindible tomar precauciones.

Principales riesgos

●    Falsificación

La falsificación y duplicidad indebida de productos financieros es la acción que mayor volumen de fraudes genera en España. El modelo de falsificación comúnmente más conocido es la duplicación de la información de la banda magnética de la tarjeta sin conocimiento de su titular.  

●    Perdida o robo

Perder la tarjeta es algo muy común, puede quedarse olvidada en un cajero o incluso en un comercio. Es grande la cantidad de denuncias a diario por pérdida de tarjetas, que al ser encontradas son utilizadas de manera fraudulenta, retirando grandes sumas de dinero o realizando compras a distancia.

●    Robo de datos de tarjeta

El robo de las tarjetas puede darse de manera presencial a través de transacciones o recibos, pero su entorno más común es a través de operaciones en Internet en sitios que son fraudulentos o que no tienen las herramientas para la correcta protección de los datos.

Es muy recomendable comprar solo en comercios o establecimientos con garantías de seguridad. Los sitios de comercio electrónico seguro están identificados con: Verified by Visa o Mastercard Securecode.

Conclusiones sobre pagos por Internet con tarjeta de crédito
Elegir la tarjeta de crédito para realizar pagos por Internet es, por supuesto, una decisión personal, así como cualquier otro producto financiero que pudiéramos contratar. Los factores que más influyen son las costumbres y los sistemas habituales de pago a los que estemos familiarizados.

Por ejemplo, utilizar tarjetas de crédito es ideal para gastos del día a día en aquellos meses con problemas financieros, porque podrás abonarlos el próximo mes. También puedes utilizarla en aquellas oportunidades en que surgen imprevistos que pueden desajustar tus finanzas personales. Recuerda estar informado y conocer cómo funcionan tus tarjetas para poder tomar las mejores decisiones.