Home

Diario YA


 

El protagonista del día es Francisco Franco que el 1 de abril de 1939 firmó el último parte de la Guerra Civil:

Papa Pío XII, que le escribió al Generalísimo el siguiente telegrama:

Javier Paredes. “En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Burgos 1 de abril de 1939. Año de la Victoria. El Generalísimo. Fdo. Francisco Franco Bahamonde.

 Últimamente no son pocos los que desfiguran la historia o la silencian, como el indio cobarde de aquella película que se ató la manta a los pies, para borrar sus huellas en la huida. A mi me resulta más atractiva la figura de aquel otro indio valiente, que con su manta hace señales de humo para convocar a sus hermanos al combate. Por eso, desde esta sección, hoy vamos a contar y a celebrar –sí a celebrar, ¡Viva Franco!- la gran victoria de los nacionales sobre los rojos. Como español y como católico, que por razones de edad no viví la guerra civil, no tengo más que admiración y agradecimiento hacia todos los que lucharon junto a Franco y libraron a España de la barbarie marxista. Agradecimiento en el que coincido con el Papa Pío XII, que le escribió al Generalísimo el siguiente telegrama:

 “Levantando nuestro corazón al Señor, agradecemos sinceramente, con V. E., deseada victoria católica España. Hacemos votos porque este queridísimo país, alcanzada la paz, emprenda con nuevo vigor sus antiguas y cristianas tradiciones, que tan grande le hicieron. Con esos sentimientos efusivamente enviamos a V. E. y todo el noble pueblo español, nuestra apostólica bendición. PÍO PAPA XII.

 Al telegrama del Papa, Franco contestó con el siguiente texto:

 “Inmensa emoción me ha producido paternal telegrama de Vuestra Santidad con motivo victoria total de nuestras armas, que en heroica Cruzada han luchado contra enemigos de la Religión, de la patria y de la civilización cristiana. El pueblo español, que tanto ha sufrido, eleva también, con Vuestra Santidad, su corazón al Señor, que le dispensó su gracia, y le pide protección para su gran obra del porvenir, y conmigo expresa a Vuestra Santidad inmensa gratitud por sus amorosas frases y por su apostólica bendición, que ha recibido con religioso fervor y con la mayor devoción hacia Vuestra beatitud. FRANCISCO FRANCO, Jefe del Estado español”.
 

Etiquetas:Francojavier paredes