Home

Diario YA

Hemos visto portadas de la revista francesa contra Mahoma, pero tambien contra Jesús, Dios, el Papa.... portadas brutales...

Pero la libertad de expresión de la revista Charlie no es la que queremos para Occidente

Editorial: Vaya por delante que nada, nada, justifica ni una torta ni un bofetón, así como que esta editorial rompe con lo leído hasta ahora. Pero lo cierto es que no todo vale en la libertad de expresion. Basicamente las blasfemias. Y esto no justifica, insistimos, ni una torta, pero tampoco podemos aceptar lo que a partir de ahora va a suponer esa libertad de expresión.

Hemos visto portadas de la revista francesa contra Mahoma, pero tambien contra Jesús, Dios, el Papa.... portadas brutales... con viñetas del Espitiru Santo dando por culo a dios, y este al Papa... entre otras portadas... y nosotros no defendemos esa libertad de expresión que ofende los sentimientos religiosos del creyente. Sea de la religión que sea.

Qué pasaría si insultamos al padre de Rajoy o al Rey, pues que censurarían la publicación como hicieron en España con El Jueves y sus editores a juicio, pero cuando insultan sarcasticamente a Dios (que es Padre para muchos) no pasa absolutamente nada.

Obviamente, insistimos, esto no justifica ni una torta, pero sinceramente no podemos defender esa libertad de expresión, que consiste en blasfemias muy gordas, como el modelo para Occidente. Después de estas manifestaciones por la libertad de expresión donde se admite todo, ya no hay nada que no se pueda publicar. Y nadie podrá quejarse. Es la libertad de expresión. 

Además el director puso en riesgo a una redacción. Es verdad que nadie les obligaba a trabajar allí, pero también lo es que quizá, alguno no tenían más remedio. No sabemos si el director estaba totalmente en sus cabales, pero llevaba las últimas viñetas mandando mensajes que decian "acaba el año y todavia no nos habeis matado"... "empieza el año y no nos habeis matado".

Claro que nos unimos a las manifestaciones de repulsa por el atentado. Ya nos hubiera gustado esas mismas reacciones de Europa cuando se atentaba en España con la misma crueldad. Pero es momento de mantener la calma, y rezar por los asesinados. Si pensamos que la libertad de expresión consiste en blasfemar, nos equivocamos. Esperemos que TODO el peso de la ley caiga sobre los terroristas que, aquí sí, las leyes están siendo laxas. Como hemos denunciado, los terroristas de Boston, Australia y París estaban más que fichados, pero andaban a sus anchas. Ahora se etiende un poco más a Bush y Guantanamo.

Etiquetas:editorialislamistas