Home

Diario YA

Rubalcaba saca pecho al hablar de inmigración

Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, ha asegurado que España se siente "cómoda" con la última redacción del Pacto europeo sobre inmigración que la presidencia francesa de la Unión Europea presenta hoy en Cannes a los titulares de Interior e Inmigración de los Veintisiete.

   El ministro ha confesado sentirse muy sorprendido por el hecho de que llame la atención el término "inmigración escogida", cuando España, según Rubalcaba, lo lleva practicando desde hace tiempo en determinadas zonas para las tareas agrícolas. "Hace mucho que estamos practicando una inmigración escogida", ha sentenciado en rueda de prensa al término de la primera sesión de trabajos del Consejo.

   Rubalcaba presumió, por otro lado, de la influencia española en el documento, al señalar que, si se compara el texto inicial francés con el final, hay cambios "en prácticamente todos los capítulos". "España ha tratado de situar en el acuerdo su visión de la inmigración", relató el ministro, que calificó el pacto de "paso importantísimo hacia una política común europea".

   En concreto, la última versión suaviza las pretensiones iniciales de Francia respecto a la referencia a las regularizaciones masivas y elimina el término "contrato" en el capítulo dedicado a hablar de las políticas de integración, aunque invita a los Estados a poner en marcha medidas específicas para favorecer el aprendizaje de la lengua y el acceso al empleo.

   España, según Rubalcaba, ha puesto sus ideas y, por eso, resumió se siente "cómoda" con este acuerdo porque "responde bastante bien al proyecto político español en materia de inmigración".

   En definitiva, recalcó que tiene que haber inmigración pero tiene que ser ordenada y tener en cuenta las necesidades del mercado de trabajo; que hay que defender los derechos de los inmigrantes, que deben tener también los mismos deberes que el resto de trabajadores españoles; luchar "con firmeza" contra la inmigración ilegal y cooperar con los países de tránsito y origen.

   Tuvo más dificultades el ministro para responder a las preguntas que hacían referencia a la manera en la que se articulará el aprendizaje del idioma en el caso de las comunidades autónomas con lenguas cooficiales. Para no tener que dar una respuesta concreta fue prudente y pidió esperar primero a tener el acuerdo de manera formal, que deberá ahora discutirse con el resto de países y llevarse al Consejo. En todo caso, admitió que el tema del aprendizaje de la lengua supondría una "novedad" en la política española de inmigración.

   Por lo que se refiere a los irregulares existentes en la Unión Europea, el ministro señaló que su futuro "está en la ley", que estipula que deben volver a sus países, algo que, dijo "se viene haciendo casi todos los días".

   Por otro lado, lamentó que a Latinoamérica haya llegado la "peor lectura" de la Directiva de retorno aprobada recientemente por los Veintisiete, duramente criticada al otro lado del Atlántico y replicó que ahora hay "millones de inmigrantes europeos que tienen derechos que no tenían antes".

   "Hay muchas lecturas de la Directiva y es verdad que a algunos países de Latinoamérica ha llegado la peor", confesó Rubalcaba quien puso de relieve que la norma instaura determinados derechos en países donde no los había y en otros, como España, no obliga a cambiarlos.
 

Etiquetas:inmigración