Home

Diario YA


 

habla de "auténtica quiebra" del mercado de trabajo

USO, único sindicato de izquierdas que pide la dimisión de Corbacho

Redacción Madrid. 7 de febrero.

El sindicato USO ha decidido plantarse, y no seguir la línea de servilismo al poder que caracteriza tanto a UGT como a CC.OO. En una reciente nota de prensa, Unión Sindical Obrera advierte de la gravedad de la situación económica y laboral por la que atraviesa España en estos momentos, y no duda en pedir la dimisión del ministro Corbacho.

Reproducimos, por su interés, de forma íntegra, la nota de prensa del sindicato USO:

Las cifras de paro y afiliación a las Seguridad Social presentadas por el Ministerio de Trabajo suponen una auténtica quiebra de nuestro mercado laboral. Para la USO es prioritario que el Gobierno emprenda acciones dirigidas a taponar la hemorragia del desempleo, sólo así será posible empezar a generar nuevo empleo. Empleo que es necesario para estabilizar y garantizar  nuestro sistema de protección social.

La USO asiste con enorme preocupación al silencio y complacencia de los agentes sociales que, tras la última reunión del diálogo social, siguen acordando y discutiendo agendas y calendarios de nuevas reuniones sin abordar ninguna medida que aborde cómo solucionar el más importante de los problemas que tiene hoy en día la ciudadanía: el desempleo y las nulas expectativas de encontrarlo.

Las cifras de desempleados demandantes de empleo en las oficinas públicas es de 3.720.158, a este ritmo superar los 4 millones será un hecho en el primer semestre de 2009.

Desde la USO emplazamos al ministro Corbacho, que manifestó que no alcanzaríamos esta barrera, a que presente su dimisión en el mismo instante que alcancemos esta trágica cifra.

Ya no pueden seguir excusándose en la crisis de la construcción, cuando el paro en el sector industrial se empieza a disparar (7,82%). Esta crisis del sector industrial se verá agravada por los nuevos EREs que se están produciendo, en especial en el sector del automóvil. Ayer se anunciaba el del Grupo PSA, al que el ejecutivo asiste sin dar ninguna respuesta, como ya han hecho otros gobiernos europeos.

La crudeza de la situación se pone de manifiesto al ver la evolución de la demanda de prestaciones registradas, que en el mes de diciembre de 2008 ascendió a 582.299, lo que representa un 67,7 % más que en el mismo mes del año anterior.

Los beneficiarios existentes a final de mes fueron 2.318.355, con un incremento respecto al mismo mes del año anterior del 50,7%. Los gastos totales de diciembre de 2008 ascendieron a 2.293 millones de euros, lo que supone un aumento del 62,9% respecto al mismo mes del año anterior.

La pregunta es qué incremento del déficit público se va a producir para atender esta situación, ya que junto a un mayor gasto en prestaciones tenemos un menor ingreso por cotizaciones. Es llamativo que un mes como enero, tradicionalmente bueno para el empleo, arroje 349.569 cotizantes menos de variación intermensual, todo un record para el señor Corbacho.

 

Etiquetas:corbachocrisiscrisis economicasindicatos