Home

Diario YA


 

hasta qué punto el sistema D´Hondt puede llegar a producir situaciones de difícil resolución

Es urgente cambiar la ley electoral

“Si no desarrollas una cultura democrática constante y viva, capaz de implicar a los candidatos, ellos no van a hacer las cosas por las que los votaste. Apretar un botón y luego marcharse a casita no va a cambiar las cosas” Noam Chomsky

Miguel Massanet Bosch. En España, una vez que el bipartidismo que nos dimos los españoles durante los primeros pasos de nuestra democracia, se ha demostrado que ha dejado de tener vigencia, con los resultados descorazonadores de las últimas elecciones legislativas, donde tuvimos ocasión de comprobar hasta qué punto el sistema D´Hondt puede llegar a producir situaciones de difícil resolución

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf.

Okupas, terrorismo y protocolo

Miguel Massanet Bosch. Es posible que nademos a contracorriente e, incluso, que nos expongamos a la crítica de muchas personas bien intencionadas; no obstante, tenemos la impresión de que, en Cataluña, una vez pasados los primeros momentos de espanto, las primeras horas de condena y rechazo hacia el acto de terrorismo cometido por estos yihadistas y los primeros días en los que se ha estado apelando por el Gobierno y las autoridades autonómicas, a la “unidad” de todas las fuerzas democráticas, a la cooperación de todas las fuerzas de seguridad autonómicas y del resto de la Administración pública del Estado.

El juicio ciudadano pretende suplantar el de los jueces.

¿Se dejaría usted operar un tumor por el fontanero?

Miguel Massanet Bosch. Estamos en unos momentos en los que los cambios que se van produciendo en la sociedad son tan extraños, tan infantiles y a veces tan absurdos que, a los simples ciudadanos de a pie, a los que la edad nos ha enseñado que uno no debe espantarse por nada, tomarse la vida con filosofía y no pretender entender el porqué de muchas de las cosas que inopinadamente, cuando menos lo pensamos o cuando más ensimismados nos encontramos intentando solucionar nuestros propios problemas, se nos presentan para dejarnos pasmados e incapaces de reaccionar ante ellos, por lo estrambótico de su apariencia o lo anormal de su manifestación.

“A menudo damos a los niños respuestas que recordar en lugar de problemas que resolver” (Roger Lewin)

Transferir la educación el mayor error del Estado

Miguel Massanet Bosch. Nunca, el PSOE y el PP, en su calidad de partidos mayoritarios de la nación española, han conseguido la suficiente calma, sensatez, buen disposición y sentido de estado, para ser capaces de llegar a un consenso sobre una Ley de Educación consensuada por ambas partes, con la posibilidad de tener una vigencia superior a la de la duración de la legislatura en la que han gozado del poder para hacerlo.

Los hechos contradicen la vigencia real de nuestra Carta Magna.

Cum Hispanica Constitucione destrui

Miguel Massanet Bosch. Puede que, señores, oficialmente, desde un punto de vista meramente legalista y a efectos simplemente teóricos, nuestra Constitución de 1978 siga siendo la misma, mantenga sus preceptos y siga manteniéndose vigente en España, no obstante, los españoles, al menos los que tenemos la impresión de que nuestra nación ha emprendido una deriva hacia su autodestrucción, no lo vemos así y pensamos que, la verdadera reforma que muchos partidos, especialmente los de izquierdas, están reclamando de nuestra Ley de leyes, para ajustarla a sus espurias pretensiones

“El rencor es la caja de caudales de la maldad” Miguel Mihura.

La señora Colau y sus placas conmemorativas

Miguel Massanet Bosch. Cuando a una persona, que ha dedicado su juventud a intentar ir a contra corriente, que se ha creído por encima de las leyes y que ha entendido que su función en la vida se centraba en actuar en contra de las normas, de las autoridades, de los encargados de aplicar las resoluciones judiciales y de estorbar el cumplimiento de la laborar policial, atribuyéndose el estar en posesión de la verdad, sólo porqué se ha convencido a sí misma de que su criterio es superior a los de los millones de personas que han votado por una opción política distinta a la suya.

El periodista y presentador ha sido y es un valedor del brexit catalán

Josep Cuní intenta, infructuosamente, defender su objetividad

Miguel Massanet Bosch. Si alguien quisiera encontrar un prototipo más ajustado al perfil de un catalán, difícilmente podría conseguir uno más apropiado que el representado por la figura de este periodista catalán y presentador de TV, llamado Josep Cuní. Hubo otro personaje, en este caso el músico de fama internacional, que fue conocido como Xavier Cugat, cuyo físico, sin duda, pudo en su día aspirar a representar también al catalán medio.

Barcelona convertida en la casa de Tócame Roque de la política

El separatismo crea el caos institucional en Cataluña

Miguel Massanet Bosch A medida que se va acercando la fecha fatídica del anunciado referéndum catalán por el “derecho a decidir”, anunciada para el mes de septiembre de este año, van surgiendo como hongos la serie de inconvenientes que, una actitud semejante, comportan.

“Nadie imagina cuánto ingenio se requiere para no parecer nunca ridículo.” Nicolàs-Sebastien Roch

La moda imperante de hacer el ridículo

Miguel Massanet Bosch. El señor Tarradellas dejó, para la posteridad, una de estas frases que merecen recordarse: “En política se puede hacer de todo menos el ridículo”. Sin embargo, no parece que tan sabias palabras hayan calado muy profundamente entre los actuales políticos de las generaciones actuales y, si es que queremos fijarnos especialmente en aquellos políticos catalanes a los que dejó en herencia el ocuparse de Cataluña, que parecen empeñados en dejar en mal lugar, al político catalán de la II República, desde el momento de que pocos de ellos, por no decir ninguno, han conseguido escaparse del San Benito de haber sido protagonistas de alguna de las situaciones de máximo ridículo, en las que han caído a lo largo de su peripecia política.

“La gente odia a quien le hace sentir la propia inferioridad.” Lord Chesterfield

El odio como baza e instrumento revolucionario

Miguel Massanet Bosch. No acabamos de sorprendernos ante los miles de peripecias que están afectando a este país, a cual más inverosímil, de modo que no pasa día sin que, los españoles, tengamos que hacer un acto de fé para seguir creyendo que, en algunos momentos de nuestra vida, estuvimos viviendo en un país en el que había trabajo, nos tolerábamos los unos a los otros, intentábamos disfrutar de la vida y gozábamos de una paz, no sólo por falta de enfrentamientos, sino de esta tranquilidad interna que nos permitía dormir sin sobresaltos y pensar solamente en cuidarnos, trabajar, disfrutar de nuestro ocio y mantener buenas relaciones con nuestros vecinos.